El alcalde de Puebla, Luis Banck Serrato, presentó este martes la primera etapa del programa “Bachetón”, mediante el que se planean reparar 50 mil baches en un periodo de 60 días, con 14 millones de pesos, sin embargo en todo el año los recursos alcanzarían los mil millones de pesos.

El programa busca atender un 46 por ciento más de los 190 mil agujeros que anualmente se cubren en la capital del estado.

El programa fue anunciado por el edil capitalino y representantes de algunos medios de comunicación, principalmente de televisión y radio, pues los reportes que se tomarán en cuenta para atenderlos serán canalizados por los noticieros.

Van 14 mdp para tapar 50 mil baches

Banck Serrato indicó que en una primera fase del proyecto se destinarán 14 millones de pesos, no obstante el esquema continuará a lo largo de 2017, año en el que el presupuesto ascenderá a 100 millones.

Explicó que se planean reparar 50 mil baches en un periodo de 60 días, que inicia a partir de este miércoles.

El edil detalló que se cuenta con una plataforma digital que recibirá los reportes y servirá para definir a cuáles debe dárseles prioridad, asimismo evitará que las cuadrillas de reparación se dupliquen en una misma calle.

La meta a alcanzar implica la reparación de 800 baches por día, que representan una longitud de 35 mil metros cuadrados de mezcla asfáltica. El alcalde dijo que el área a reparar iguala la distancia que hay entre el zócalo de Puebla y el Centro Integral de Servicios (CIS) que se encuentra en la Reserva Territorial Atlixcáyotl-Quetzalcóatl.

El alcalde indicó que no cuenta con un dato sobre el total de desperfectos que hay en las vialidades capitalinas, no obstante indicó que en promedio se reparan 190 mil baches al año, y el programa planea superar esa media en un 40 por ciento.

Banck enfatizó que el programa de bacheo no sustituye el plan de pavimentación tradicional o con concreto hidráulico, que sí se planea para algunas arterias de la ciudad.

Sobre la calidad de la mezcla asfáltica a utilizar, afirmó que esta será analizada por parte del gobierno capitalino para evitar que las reparaciones en las vialidades duren poco, ante factores como la temporada de lluvias.