Las fracciones del PAN y el PRD en el Congreso exigirán que la secretaria de Relaciones Exteriores (SRE), Claudia Ruiz Massieu, explique los motivos por los cuales la embajada de México en España intentó liberar al ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira.

El diario el País documentó que desde que Moreira fue detenido por lavado de dinero, la maquinaria diplomática mexicana intentó sacarlo de la cárcel.

Legisladores panistas y perredistas consideraron que la investigación que reveló el periódico en España, demuestra que la embajada se puso al servicio de Humberto Moreira.

La ayudadota que el gobierno de Enrique Peña Nieto dio al exdirigente nacional priísta, que impulsó y financió su campaña a la presidencia de la República, y evidenció que hubo intervención directa del gobierno, incluso de la Procuraduría General de la República. Es una vergüenza”.

“La canciller tiene que explicar quién dio las instrucciones, de qué nivel procedieron las órdenes y qué recursos se comprometieron para que la embajada mexicana en ese país se volcara a defender al priísta Moreira”, dijo la panista Gabriela Cuevas.

Indicó que la publicación de El País prueba la embajada hizo por Humberto Moreira lo que no habría hecho por los deportados de EU o por ciudadanos que fueron asesinados en Egipto.

Esto es una ayudadota que se le dio al ex dirigente nacional priista que no vemos que se haga por los 2 millones de mexicanos deportados de Estados Unidos y mucho menos por aquellos nacionales condenados a muerte en ese país. Tampoco lo vemos en un seguimiento, como el reciente caso de los mexicanos que fueron asesinados en Egipto”, dijo.

Gabriela Cuevas dijo que en México los políticos apuestan al tráfico de influencias y que con Humberto Moreira ya se volvió internacional la impunidad.

“Y por lo visto se obstaculiza cualquier otra investigación, se apuesta al influyentismo y ahora se busca internacionalizar la impunidad”.

El perredista Alejandro Encinas consideró que es reprobable que la embajada de México en España haya actuado como si se tratara de un asunto diplomático y no uno en donde un político fue acusado de cometer delitos.

Es una vergüenza que las instituciones del servicio exterior, que por lo general no atienden los problemas que viven muchos mexicanos fuera del país, ahora actúen de oficio para convertir este asunto, la comisión de un delito, en un tema diplomático entre dos países”.

Es inaceptable, como lo es la intervención de la PGR. Esto no es sino una evidencia más de que en el juicio que se le siguió a Moreira en España hubo la intervención directa del gobierno de Enrique Peña Nieto. De que hubo un acuerdo para cerrar el caso y ocultar toda la información que acredita el delito de lavado de dinero, porque Moreira financió la campaña de Peña Nieto, porque creó el sindicato de gobernadores que impulsaron a Peña Nieto a la presidencia de la República”, dijo.

Crédito de la foto www.jornada.unam.mx