El tres por ciento del total de habitantes en el Municipio de Puebla padece algún tipo de discapacidad, por ello el Sistema Municipal DIF puso en marcha el Taller de Diseño Universal, con el objetivo de fomentar una cultura de respeto hacia este sector de la población, así como facilitar la accesibilidad arquitectónica, administrativa y de comunicación de las personas con discapacidad.

El Director General de este organismo, Joaquín García Vinay, informó que de acuerdo a datos  del Censo de Población y Vivienda INEGI 2010, en la ciudad de Puebla habitan 1 millón 539 mil 819 personas, de las cuales el tres por ciento tiene algún tipo de discapacidad, es decir  46 mil 977 personas.

"La encomienda que tenemos las diferentes áreas del Gobierno Municipal de Puebla es la de innovar tanto en materia de capacitación como en los proyectos, para contar con los mecanismos que nos permitan construir infraestructura adecuada para todos los sectores, en especial para uno tan importante como son las personas con discapacidad", puntualizó.

El funcionario municipal señaló que este taller de Diseño Universal, es parte de un esquema de capacitación constante para los funcionarios públicos de la administración, dirigido en un primer momento a personal del Sistema Municipal DIF, y en un segundo a personal de las demás dependencias que integran la presente administración.

Por su parte, la Jefa del Departamento de Atención a Personas con Discapacidad y Clínica de Rehabilitación del SMDIF Karla Gallardo Fernández mencionó que este diseño permite a las personas sin discapacidad experimentar las dificultades a las que diariamente se enfrentan las personas que si la padecen, ya que son expuestos a diferentes dinámicas.

"La discapacidad es un tema que en muchas ocasiones se ha relacionado con sinónimos de minusvalía, invalidez y dependencia; por tal razón promovemos una cultura de respeto y el trato digno para este grupo”, refirió.

Asimismo, Gallardo Fernández explicó que en la ciudad de Puebla la discapacidad motora es la que más se presenta entre la población con un 52 por ciento; seguida de la visual con un 29 por ciento; auditiva con un 10 por ciento; intelectual con un 15 por ciento y la discapacidad de lenguaje con un 7 por ciento.

“Este organismo ha opuesto especial empeño en la atención e este sector de la población por medio de diferentes estrategias a fin de mejorar su calidad de vida y garantizarles condiciones adecuadas para su pleno desarrollo”, concluyó.