Por incumplir con las metas del programa de mejora del Instituto Registral y Catastral del Estado (IRCEP) fue relevado como director de ese organismo Alejandro Pagés Tuñón, confirmó el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.

El mandatario justificó que, “en términos generales”, el Instituto ha registrado avances en su programa de modernización; no obstante, Pagés Tuñón no cumplió con el proyecto como se planteó inicialmente.

“En términos generales sí se ha tenido mejoría, pero no en los términos del programa planteado”, explicó Moreno Valle durante una entrevista al término de la entrega de recursos del programa “Créditos a la Palabra”, que se llevó a cabo este miércoles.

Versiones periodísticas indican que, en sustitución de Pagés Tuñón, arribaría al organismo Ezequiel Flores Darán Torres Arp, ex delegado de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en Puebla.

La salida de Alejandro Pagés se registró después de que fue ventilado un video donde corre a gritos a un empleado del organismo, quien con posterioridad fue ubicado como Omar Enríquez Castañeda, registrador de Huejotzingo, quien a su vez fue videograbado cuando recibe una “mordida” por parte de una mujer.

Las metas inconclusas

De acuerdo con el Programa Institucional 2011-2017 del IRCEP, la modernización del organismo debería registrar un 90 por ciento de avance al cierre de 2013, teniendo como objetivo principal la depuración de la información, a fin de vincular los valores catastrales y comerciales de los inmuebles y, con ello, disminuir errores en los registros de propiedades.

En 2011, de las 22 oficinas registrales en el estado, sólo las de Puebla, Tecali y Tehuacán participaron en la primera etapa de modernización, misma que les permitía poner en funcionamiento el Sistema Informático Registral del Estado. 

Sin embargo, en su informe de labores correspondiente a 2012, el entonces titular del organismo señaló que los resultados de encuestas de satisfacción aplicadas a los usuarios del Instituto arrojaron calificaciones ubicadas en parámetros de regulares a malos, por lo que recurrieron a la modernización del registro distrital de Puebla.

El reporte indica que durante 2012 los gastos de los programas de modernización registral y catástralo ascendieron a 137.23 millones de pesos, lo que representa una proporción de gastos del 32 por ciento respecto a sus ingresos.

El documento indica que durante el 2013 los recursos propios del Instituto ascendieron a 366.23 millones de pesos, de los cuales el Registro Público de la Propiedad obtuvo 306.73 millones y el Catastro, 59.5 millones.

Sobre la bancarización del organismo, el reporte indica que a partir de 2012 todas las transacciones se realizan al 100 por ciento a través de los principales bancos del país.

Las mejoras planteadas llevaban la intención de “bursatilizar” los ingresos del instituto, sin embargo este proceso a la fecha no se ha concretado.