Opinión

2023, año para privilegiar el bienestar integral

Martes, Diciembre 27, 2022
Leer más sobre Fernando Manzanilla Prieto
Realicemos una introspección que nos permita mejorar la salud física, mental, emocional y espiritual
Soy Fernando Manzanilla Prieto, desde hace 20 años la vida me ha dado el privilegio de servir a las familias poblanas. Mi mayor anhelo es que a mí Estado le vaya bien. 
2023, año para privilegiar el bienestar integral

Estamos a unos días de que termine este año y con él se perfila la oportunidad de delinear una nueva ruta que nos permita tener un mejor 2023. Son muchos los aspectos sobre los cuales se puede planificar el nuevo año, como puede ser el laboral, financiero, escolar, entre otros; sin embargo, no podemos olvidar que el ámbito más importante a considerar debe ser el personal.

Trabajar sobre propósitos que repercutan en el bienestar o salud personal debería ser una prioridad, ya que sólo así, estando bien de manera integral, podremos plantearnos otras metas y, sobre todo, alcanzarlas.

Precisamente, para la Organización Mundial de la Salud (OMS), este bienestar o salud integral no sólo se refiere a la ausencia de afecciones o enfermedades, sino a un estado de bienestar físico, mental y social del individuo. Es decir, a cuidar diferentes aspectos que como personas nos permitan estar y sentirnos bien, como lo es tener un cuerpo sano, una mente en forma y que podamos adaptarnos y desarrollarnos de forma adecuada con el entorno.

En este sentido, será prioritario que en el nuevo año apostemos a la salud física, entendida como el óptimo funcionamiento fisiológico de nuestro organismo, ya que cuidar nuestro cuerpo nos permitirá contar con el vehículo idóneo para cumplir todas nuestras demás metas.

Más artículos del autor

Una buena salud física se logra con una alimentación sana, completa y equilibrada. Dentro de ello es importante realizar actividad física regular, además de cuidar contar con un sueño regular, suficiente y completo, sin olvidar aspectos básicos como tener una buena higiene corporal diaria.

No olvidemos que dentro de los 1.1 millones de fallecimientos registrados en el 2021, de acuerdo con datos del INEGI, las tres principales causas de muerte fueron las enfermedades del corazón con 226 mil 703 muertes, seguidas por el Covid-19 con 224 mil 239 y la diabetes mellitus con 142 mil 546 decesos.

Estos números enmarcan la importancia de cuidar nuestro cuerpo y con ello la salud física. En este sentido, uno de los mejores propósitos que nos podemos plantear para el año venidero, además de adquirir y poner en práctica buenos hábitos, deberá ser el realizarnos un estudio general de salud al menos una vez año, ya que esta revisión incluye todos los análisis básicos de laboratorio y la opinión de los especialistas médicos con el fin de conocer a grandes rasgos el estado de nuestra salud y con ello detectar a tiempo enfermedades importantes, y sobre todo actuar ante ellas.

Otro de los aspectos prioritarios a los que debemos enfocarnos para tener un bienestar integral es el cuidado de nuestra salud emocional y mental, definida esta última por la OMS como un estado de bienestar en el que las personas realizan sus capacidades, hacen frente al estrés normal de la vida, trabajan de forma productiva y contribuyen a su comunidad. Es por ello que se considera como el fundamento del bienestar individual y del funcionamiento eficaz de la comunidad.

Sin embargo, una inadecuada salud mental puede desembocar en depresión, trastorno bipolar, esquizofrenia, trastorno límite de la personalidad, alcoholismo o uso de drogas e incluso en la pérdida intencionada de la vida a través del suicidio.

Desafortunadamente, la presencia del Covid-19 ahondó los problemas de salud mental, muy en especial la depresión y la ansiedad, los cuales tan solo el primer año aumentaron más del 25%. En México se calcula que 24.8 millones de personas al año presentan algún padecimiento mental.

En este sentido es que una de las metas a fijarse para el 2023 debe ser el cuidar las emociones y la mente con actividades como la práctica de actividad física, meditación y la respiración consciente e incluso, de ser necesario, el acudir con un terapeuta o psicólogo que nos ayude a trabajar las situaciones que alteran nuestro estado de ánimo.

Asimismo, otro de los aspectos a tener presente de manera fundamental es la salud espiritual, la cual implica la reflexión de nuestras creencias y una introspección personal a nuestro interior.

Sólo si trabajamos estos cuatro aspectos: salud física, mental, emocional y espiritual, lograremos que nuestras demás metas sean más fáciles de alcanzar y, desde luego, también tendremos una adecuada integración social.

Es por ello que mi invitación para estos días es que nos tomemos el tiempo de realizar una verdadera introspección personal y nos fijemos las metas sobre las cuales tendremos que trabajar permanentemente para alcanzar el bienestar integral.

No se trata de solo alimentarse bien o hacer ejercicio por una temporada, sino de adquirir buenos hábitos que nos lleven a tener un estilo de vida saludable, en todos los sentidos, porque como decía F.M. Alexander: “las personas no deciden su futuro, deciden sus hábitos y sus hábitos deciden sus futuros”.

Aprovechemos el nuevo año que tenemos en puerta y veamos en cada día de este 2023 la oportunidad de abonar a un mejor estilo de vida, ya que sólo estando bien, podremos dar al mundo lo mejor de nosotros mismos, pero también podremos hacer que sea un mejor lugar para los demás.

Vistas: 1175

Loadind...