Opinión
Loading...
Loading...
Al Momento
    Más Leídas

      Abril, ¿Mes de las Niñas?

      Jueves, Abril 14, 2022
      Leer más sobre Malinalli García Ruiz
      El Estado debe garantizar a las niñas una vida libre de discriminación y violencias
      Politóloga, Maestra en Gobierno y Administración, doctorante en Educación. Diputada Local en la LVII Legislatura del Congreso de Puebla. Integrante del Observatorio de Participación Política de las Mujeres de Puebla. Docente en Educación Superior.        
      Abril, ¿Mes de las Niñas?

      25 años después de la histórica conferencia de Beijing sobre la mujer, la violencia contra las mujeres y las niñas no sólo sigue siendo frecuente, sino que se acepta en el mundo” Unicef

      Mientras se siga discriminando y violentando a las niñas en el mundo, no se alcanzará el desarrollo sostenible y la igualdad sustantiva.

      La condición mundial de las niñas en el siglo XXI, lamentablemente no ha mejorado sustancialmente, salvo en algunos países donde se han realizado acciones eficientes para eliminar tradiciones que las discriminan y violentan, además de adecuar sus marcos normativos para garantizar sus derechos humanos.

      Como seres humanos, la socialización es una de las formas en que adquirimos educación informal, se ha definido que uno de los principales medios en los que aprendemos a relacionarnos y a valorarnos es en la familia y, es ahí también en donde se inicia la discriminación hacia las niñas.

      Durante la etapa de la niñez se aprende a relacionarse, se desarrolla el proceso de valoración personal y hacia los/as demás. Por lo tanto, si una niña es poco valorada y se le trata de manera diferente irá formando una limitada concepción de sí misma, una autoestima baja que se traducirá en inseguridad al convivir con las demás personas, y por supuesto repercutirá en su forma de vida adulta, en sus expectativas y proyectos de vida.

      En el Informe de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer Beijing del año de 1995, se señaló que las niñas suelen ser consideradas inferiores y se les enseña a ponerse siempre en último lugar, con lo que se les quita el sentido de su propia dignidad. La discriminación y el descuido de que son objeto en la infancia pueden ser el comienzo de una espiral descendente que durará toda la vida, en la que la mujer se verá sometida a privaciones y excluida de la vida social en general. Deben adoptarse iniciativas para preparar a la niña a participar, activa y eficazmente y en pie de igualdad con el niño, en todos los niveles de la dirección en las esferas social, económica, política y cultural.

      El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), reportó que en 2016, “las mujeres y las niñas representaban el 70 por ciento de las víctimas de la trata detectadas en todo el mundo, la mayoría de ellas con fines de explotación sexual. Es sorprendente que una de cada 20 niñas de 15 a 19 años de edad –alrededor de 13 millones– haya sufrido un acto de violación en su vida, una de las formas más violentas de abuso sexual que pueden sufrir las mujeres y las niñas”.

      Además, señala que la violencia de género sufrida por las niñas y las adolescentes tiene particularidades que no siempre quedan manifiestas cuando hablamos de violencia contra la mujer o violencia contra la niñez. Visibilizar las experiencias y riesgos de violencia de género que enfrentan relacionados con su edad, desarrollo y crecimiento, permitirá identificar necesidades de protección y atención específicas para ellas.

      Según la visión para el 2030 de la ONU, de los Estados Miembros, las organizaciones civiles, el sector privado y otros interlocutores sociales están llamados a poner a las niñas en el centro de los esfuerzos del desarrollo sostenible, llevando a cabo iniciativas claves para el presente y el futuro como:

      - Invertir en educación de calidad, formación, capacitación, acceso a la tecnología y otras iniciativas educativas que preparen a las niñas para la vida, el trabajo y el liderazgo.
      - Invertir en salud y en una nutrición adecuada durante los años de adolescencia, incluyendo la educación sobre la pubertad, la higiene menstrual, la salud reproductiva y sexual y la disposición de esos servicios.
      - Promover la no aceptación de la violencia física, mental o sexual bajo ningún concepto.
      - Habilitar mecanismos sociales, económicos y políticos para combatir el matrimonio infantil, la explotación sexual infantil y la mutilación genital #LasNiñasNoSeVenden
      - Invertir en la creación y mantenimiento de espacios públicos para el debate cívico y político, la creatividad y la mejora del talento.
      - Promover legislaciones y políticas de género en todas las áreas, especialmente para las adolescentes discapacitadas, vulnerables, marginadas y víctimas del tráfico y la trata.
      - Visibilizar la violencia extrema contra las niñas, como los casos de feminicidio infantil que van a la alza.
      - Invertir en programas de salud sexual integral para las niñas y adolescentes, para prevenir abusos sexuales y embarazos a temprana edad, infecciones de transmisión sexual, etc. #NiñasNoEsposas  #NiñasNoMadres

      Ahora que estamos en el Mes de los Niños y las Niñas, vale la pena reflexionar: ¿qué estamos haciendo como Estado y sociedad para mejorar la calidad de vida de las niñas? Sin duda, en nuestro país aún existen comunidades donde se discrimina a las mujeres al nacer, donde la violencia de género es algo cotidiano, por lo que es necesario tomar en serio las recomendaciones internacionales y verdaderamente realizar acciones para que las niñas sean verdaderas agentes del desarrollo sostenible y vivan una vida libre de discriminación y violencias.

      Fuente:
      25 años de progreso desigual: A pesar de los avances en la educación, el mundo sigue siendo un lugar violento y con un alto grado de discriminación para las niñas. https://www.unicef.org/es/comunicados-prensa/25-a%C3%B1os-de-progreso-desigual-pesar-de-los-avances-en-la-educaci%C3%B3n-el-mundo-sigue

      Vistas: 646

      Loadind...