AMLO niega obras a los mexicanos pobres

Martes, Noviembre 23, 2021 - 20:20

El Presupuesto de Egresos de la Federación 2022 no contempla obras para los mexicanos pobres

Es líder del Movimiento Antorchista en Puebla, cuya membresía suma a 300 mil poblanos. Es ingeniero de profesión, líder social durante 50 años, fue diputado federal y es un gran promotor del arte y, sobre todo, de la música. Es un excelente guitarrista y pianista.

El Movimiento Antorchista Nacional se propuso una tarea de vida: luchar contra la pobreza en México. Para lograr eso, decidimos organizar y educar a la población humilde y pobre del país porque ellos son quienes deben luchar para cambiar el sistema de explotación y desigualdad.

Actualmente, de acuerdo con investigaciones serias realizadas por especialistas en el tema, en México hay 96.7 millones de mexicanos que viven en pobreza, es decir, que padecen hambre crónica, que no pueden sortear con su salario todas sus necesidades básicas de calzado, vestido o alimentación, que viven en casas construidas con láminas, adobe y hasta con desechos, que no tienen escuelas en sus comunidades o colonias, que viven con calles sin pavimentar, que no tienen agua potable, drenaje o energía eléctrica en sus casas y miles de carencias más que ningún gobierno se ha preocupado en resolver de manera seria, pese a que podría hacerlo si se gastara de forma correcta el dinero del país, que es el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Por ejemplo, datos oficiales nos dicen: 33 millones de mexicanos no tienen acceso a los servicios de salud. El 49.1% no tiene alumbrado público, el 51% carece de calles pavimentadas, la carencia de servicios básicos impacta al 53.1% de las viviendas rurales, sobre todo en la región sur del país. Y así podríamos dar más datos, pero es innecesario, porque la pobreza se ve en cada calle de nuestro país.

Antorcha sabe de estos problemas porque organiza a quienes los padecen y a quienes saben cuáles son las necesidades urgentes que se deben resolver en sus pueblos y colonias. Hacemos una lista de peticiones y la llevamos a los gobiernos para que la conozcan y, como es nuestro derecho, la resuelvan. ¿Por qué es un derecho del mexicano que le resuelvan sus problemas? Porque el mexicano es el dueño del dinero del gobierno, es el dueño del dinero que el gobierno se gasta durante todo el año, y es justo y necesario que ese dinero se emplee en beneficiar a esos mexicanos. La Constitución de nuestro país así lo marca, no sólo dice que tienen derecho a todos estos servicios, también que, en última instancia, pueden organizarse para exigir estos derechos.

Así, ganando esas luchas junto a la clase humilde, hemos logrado cambiar pueblos enteros, como Chimalhuacán o Ixtapaluca en el Estado de México, donde el cambio ha sido completamente radical, o como en Tecomatlán, Huitzilan de Serdán, Tepexi y Ocoyucan, en Puebla, y hemos llevado cientos de miles de obras a la mayoría de los municipios de todo el país. A quien así lo desee se lo podemos demostrar con hechos en cada lugar.

Y debemos preguntarnos, ¿qué va a hacer con el presupuesto realmente este gobierno? Dos cosas, verdaderamente increíbles. La primera, dar un montón de limosnas que no van a servir para acabar con el problema de la pobreza; la segunda, la inmensa mayoría del dinero de los mexicanos lo va a invertir en sus obras faraónicas.

Para la mayoría de los mexicanos pobres, el Presupuesto de Egresos de la Federación es la única forma de lograr obras en sus pueblos. ¿Como qué obras? Vivienda digna, calles pavimentadas, escuelas, bibliotecas, carreteras, caminos, agua potable, energía eléctrica, drenaje, casas de la cultura, unidades deportivas, universidades y un largo etcétera.

Sin embargo, el Presupuesto de Egresos de la Federación 2022, enviado por el Presidente de México y aprobado por los diputados morenistas en la Cámara de Diputados, no contempla obras para los 97 millones de mexicanos pobres de este país. Es decir, este presupuesto de Morena es una traición abierta y descarada contra quienes votaron por ellos y es, además, empobrecer más a este país. De manera que la lucha de Antorcha está ahora más viva que nunca, porque Andrés Manuel López Obrador y Morena no luchan contra la pobreza, sino que la ahondan, la agudizan, la fomentan.

Llamo a los antorchistas poblanos a pensar en esto que aquí decimos, a que lo difundan entre sus conocidos y a aprestarse a la lucha, porque, una vez más, las obras para los pueblos y colonias humildes no llegarán solas: es preciso ir a luchar por ellas y arrancárselas al gobierno federal y estatal.


Blogs