El INAI, el PANUT y nuestros datos personales

Miércoles, Mayo 5, 2021 - 07:25

Acción de inconstitucionalidad en contra de la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía

Comisionada del INAI. ExComisionada Presidenta de la CAIP. ExPresidenta de la Comisión de Transparencia del municipio Puebla, Directora de Información a Medios de los estados de la Presidencia. Dir. General del Canal del Congreso

Recientemente el pasado 27 de abril, los siete comisionados del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) decidimos unánimemente, como organismo garante de los derechos de acceso a la información y de la protección de datos personales, ordenar a la Dirección Jurídica del organismo interponer ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una acción de inconstitucionalidad en contra de la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (PANUT).

Esta decisión tiene como motivo central la protección de los datos personales sensibles de las personas que son propietarias de una o más líneas de telefonía celular, a quienes se anunció les será exigido proporcionar datos biométricos para integrarlos en la base de datos del Padrón referido.

La protección de los datos implica no solamente tener precauciones al momento de recabar datos biométricos sensibles, como las huellas dactilares, el iris de los ojos, la voz o incluso el rostro de las personas, que sumados a nuestros nombres, direcciones y números telefónicos, se convierten en un atractivo trofeo para los ladrones de datos que trafican y delinquen con ellos.

La vulneración de datos no es solo cosa de películas o de hechos en países lejanos; recientemente en el marco de la pandemia por COVID 19 que aún padecemos, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) reportó en Puebla haber recibido una denuncia por robo de identidad cada tres días.

A eso se suman casos de ataques de hackers a entidades públicas, como el registrado a finales de 2020 cuando se confirmó que los servidores informáticos de la Secretaría de la Función Pública fueron vulnerados de manera tal que personas no identificadas accedieron a la base de datos que contenía información privada y confidencial de trabajadores del gobierno.

Para ayudar a cuidar los datos de las personas, en el INAI ponemos a disposición de usted el sitio “Identidad Segura”, en https://micrositios.inai.org.mx/identidadsegura/, donde se da orientación gratuita sobre cómo prevenir ser víctima de ese delito, qué hacer en caso de haber sido víctima del robo de identidad y a qué instituciones se puede acudir.

Regresando al caso del PANUT y la recolección de datos personales que implica su puesta en marcha producto de la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, el INAI consultó internamente al personal técnico y jurídico experto en datos personales, así como a los integrantes de las siete ponencias de quienes integramos el Pleno del INAI, y coincidimos en que hay temas de constitucionalidad que debe revisar la SCJN y pronunciarse al respecto; aquí le comparto los más relevantes:

1. Violación al principio de proporcionalidad en la intervención del derecho a la protección de datos personales y datos biométricos, producto de la obligación de que las personas otorguen este tipo de datos para la creación del PANUT.

2. Violación al derecho a la protección de datos personales en su modalidad de datos biométricos, para cuya obtención en las leyes vigentes se requiere de tener una orden judicial en los procesos de investigación de los delitos.

3. Violación de los principios de seguridad y certeza jurídica debido a la falta de precisión de las facultades de las autoridades, requisitos claros para acceder a la información que integrará el PANUT y de los datos que serán recabados para formar la base de datos del padrón.

4. Otorgamiento de facultades al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para emitir disposiciones administrativas en materia de datos personales en posesión de sujetos obligados y de particulares, facultad que le corresponde al Congreso de la Unión.

5. Restricción a la libertad de acceder a información, buscarla, recibirla y difundirla a través de los servicios de telecomunicaciones para los usuarios que no se registren en el PANUT, porque se les quitaría el acceso a los servicios de datos y/o voz de sus líneas celulares.

6. Violación al principio de no retroactividad, pues la reforma tiene efectos sobre situaciones que se dieron en el pasado ya que condiciona la prestación de servicio de telefonía móvil a registrarse en el PANUT, aunque usted haya adquirido su línea antes de la reforma a la Ley.

7. Otorgamiento al IFT de facultades en materia de acreditación de la identidad de las personas, potestad que, de acuerdo con la Ley General de Población, le corresponde a la Secretaría de Gobernación.

8. La reforma es incompatible con las obligaciones que derivan para México de instrumentos internacionales, como el Convenio 108 y la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Estos y más argumentos serán discutidos por la SCJN, que ahora será la encargada de establecer el derrotero a seguir con esta reforma legal. Estoy segura de que, tras este proceso, saldrá un resultado que además de coadyuvar con los propósitos de garantizar la seguridad de los mexicanos, logrará proteger los datos personales de las personas usuarias de los servicios de telefonía móvil.


Encuesta