El cinismo en su máxima expresión

Domingo, Mayo 2, 2021 - 18:24

Por una Puebla Capital con funcionarios que recuperen la seguridad y tranquilidad de la ciudadanía

Maestro y Doctorante en Derecho Penal. Fue Jefe del Estado Mayor de la Policía Fiscal Federal. Director de Profesionalización PGJ de Puebla y Secretario de Seguridad Pública en Puebla capital

Es una pena que una persona tan inútil, convenenciera, ignorante y solapadora como lo es la tal Claudia, no sólo no haya cumplido con su obligaciones de funcionaria, sino que además de eso, ahora para salvar su pellejo y el de sus preferidos, (léase ‘La Pequeña Lulú’, su secretario de Gobierno, “lagrimita”, entre otros) después de tanto daño que le ha hecho a Puebla Capital en compañía de sus protegidos, ahora se aferra cual sanguijuela a reelegirse, para seguir dañando a nuestra ciudad, al estado, al país e incluso (por si fuera poco) a su propio partido Morena.

En lo que a un servidor le compete, la seguridad está por los suelos. La ciudad desatada e incontrolable con balaceras inusuales como la de este día, y solo ha servido de negocio de algunos, que a través del trienio se vieron beneficiados, como los que en múltiples notas han sido denunciados y protegidos, Rosales, Ruiseco, la supuesta jefa de Estado Mayor Policial del municipio, y no dicho por mí sino por todos los que a la prensa se dedican en su mayoría. De estos especímenes incrustados en el gobierno municipal, a fin de cuentas, esperamos les revisen su situación patrimonial de antes y después.

‘La Pequeña Lulú’ desde que tenemos conocimiento de ella, y que fue separada o invitada a separarse voluntariamente a fuerza por su mal desempeño de la Academia de Policía Municipal en 2008, se agarró de favores que había hecho, o que fue haciendo para seguir alimentándose de la ubre gubernamental y que de traición en traición, cambiara de amo y partido como de zapatos, sin el menor conocimiento de lo que hacía, salvo de sus enfermizas fobias y filias y su sed de dinero.

Así, fue protegida entre otros por Karam y Vázquez Rossainz, quien no sería raro fuera asesor municipal durante el gobierno de Gali (de quien fue compañero supuestamente o maestra según dice ella en el doctorado). De PRI a PAN y de ahí como todos los que traicionan, acabó en Morena (con respeto a los que militan ahí de corazón pero la historia no dice otra cosa), para ser la favorita de la nada grata Claudia y de sus familiares, jalando por supuesto a su séquito de zalameros, amigos familiares y socios.

Habría que hacer un análisis de esto y revisar con lupa sus negocios, compras y desempeño de ellos y de sus círculos más cercanos. De esta manera, usted podrá ver los cientos, y tal vez, miles de errores, que la actual presidenta cometió con tal de hacer sus caprichos y negos, los bolardos, su solapamiento de ambulantes, sus extraños viajes y su por supuesto, su enfermiza animadversión con el actual gobernador, Miguel Barbosa, quien en cada error de esta impresentable persona, ha tenido que apoyar a la ciudadanía de Puebla Capital por que esta aprendiz de funcionaria jamás lo hizo.

En fin, no hay más que asomarse a los medios de difusión de su preferencia, para darse cuenta de la realidad en cuanto a números, daños y fallas de su administración. Tal vez, su único acierto haya sido el sostener a Gustavo Salvatori en Protección Civil por su profesionalismo y conocimiento, amén de su compromiso por Puebla, y su suerte es que en la policía aún hay elementos que se interesan por su comunidad, nada que ver con el nefasto equipo de la inútil Lulú.

Ahora, ya sólo nos queda esperar a que se acabe este insoportable e insufrible trienio para hacer el recuento de daños, y que los que lleguen sean capaces de hacer responsables de las fallas a sus autores y de verdad trabajar por la ciudadanía desde el primer segundo de su gestión, a fin de poder regresar al estamento en que se gozaba de seguridad, con fallas, con huecos, pero existía.

Podíamos salir a la calle, y de ahí cumplir la deuda que se tiene con cada ciudadano y con cada habitante de nuestra comunidad, a fin de lograr un poco de tranquilidad a nuestra fuerte, histórica, indestructible, pero también convulsionada, golpeada y traicionada por sus actuales autoridades, a nuestra amada Puebla.

¿O no?

Juzgue Usted

albertohidalgo@hotmail.com


Encuesta