Amar a México

Martes, Septiembre 15, 2020 - 11:57

Debemos ser mejores ciudadanos, así como defender con amor esta grandiosa patria

Profesora, abogada, política, crítico de arte, incansable promotora cultural con una amplia experiencia en los medios de comunicación, Madre de Ángel Carlos y Eleonora Soledad Isabel. Incursionó en Teatro Experimental

Desde niños nos enseñan a amar y respetar nuestros símbolos patrios. El color verde que es uno de mis colores favoritos se convirtió en eso; debido a que en mi primer día de preescolar me dejaron pintar con pintura vinci una bandera, ese verde me llenó de entusiasmo, desde ese instante se convirtió en mi color favorito, comprendí que teníamos todos los mexicanos del deber a amar a nuestra: “SUAVE PATRIA”.

 Recuerdo también que en el museo de Arte Moderno de Santo Domingo República Dominicana, cuando impartí cursos de arte a los pequeños de nivel primaria, en una dinámica les dije: - ¡le voy a regalar este libro, a quien me diga cómo es la bandera de mi país, MÉXICO! / Inmediatamente los niños fueron contestando una lluvia de imágenes que les venía a la mente: -¡Es verde!, al fondo se escuchaba… -¡tiene blanco!, -¡también rojo ¡ se escuchaban las diferentes opiniones de los niños.

- y de repente un niño grito muy  emocionado – sí, además tiene una gallina en medio, en ese momento sentí que me dolió el estómago y me bajó el ánimo- ¿Cóoomo?... Le pregunté sentida (te duele cuando hablan mal de tu país en tierra ajena)

 -¡Lo que tiene es una imponente y gallarda  águila real!- le contesté, y agregué, se devora una serpiente de cascabel  sobre una nopalera que está en un islote. –les platiqué.

Eso me dio pie para  comentarles la historia de cómo  Huitzilopochtli (Colibrí Zurdo), le  dijo al pueblo mexica que salieran de Aztlán en busca de una señal prometida, la cual consistía en:  un águila posada sobre un nopal, esta águila se le solía representar con el símbolo de Atla-chinolli (agua-fuego) el águila debería estar devorando una serpiente y ahí tenían que  fundar a la gran Tenochtitlán que estaba sobre un lago y ahí empezaron a construir esa imperiosa  civilización ,  La palabra México significa "Ombligo de la Luna" en Náhuatl. Esta palabra viene de Mexitli que está compuesta de metztli (Luna), xictli (ombligo) y co (lugar).

México es un país que debemos adorar, conocer todo ese linaje histórico nos lleva a entender el valor tan importante  que tenemos, somos un país que tiene historia, “somos una patria sin principio y fin”.  Aunque son varias las teorías sobre el origen del hombre americano, tal pareciera que no coinciden esas teorías al conocer los vestigios que nos herederaron “los olmecas”, una raza primigenia que hasta el día de hoy es inexplicable. Continua  siendo un enigma de como los olmecas trasladaron piedras volcánicas de tamaño monumental sin ayuda de la rueda, lo que no les califica como avance tecnológico en su cultura por no tenerla como utensilio  de desarrollo técnico.

La época colonial que sin lugar a duda representó el choque de dos grandes culturas. Dos mundos estaban por sincronizarse, ambos tenían credos y sapiencia respetable. El dominio de la ciencia y la tecnología de occidente vendrían a imponerse sobre un mundo evolucionado intelectualmente y artísticamente. La sabiduría Maya es extraordinaria, se cuenta que ellos pasaron a la 5 ta. Dimensión, que es la que está vinculada a un plano espiritual mayor, en su evolución.

   

Conocer nuestra historia y envolvernos en su contexto, debe  producirnos un sentido patriótico,  la lucha de los grandes héroes que nos dieron Patria y libertad nos obliga a revalorar todo el linaje histórico.

Escuchar nuestro glorioso himno nacional nos hace temblar de emoción… esa emoción la debemos sentir todos los días al levantarnos a vivir y disfrutar de esta hermosa patria, quizás mancillada por cualquier demente que no ha valorado el hecho de ser mexicano. Estoy segura que siempre que  escuchemos  nuestro glorioso Himno nacional debemos  sentir una emoción que al igual que un rayo, atraviesa nuestras entrañas y hace que vibré la fibra más sensible de nuestro ser.

Debemos ser mejores ciudadanos, más que andar festejando con tequila y jaibol, hay que defender con amor esta grandiosa patria que recordamos inequívocamente el 15 de septiembre.

Por eso y siempre: ¡“VIVA MEXICO”!, ¡“VIVA MEXICO”!, ¡“VIVA MEXICO”!

Hasta las próximas notas: espero me vean y  escuchen en mi programa de radio: Facebook: vanguardia manantial informativo edición radio, y  lo puedes escuchar por www.estéreo luz fm del 99.9  de Tehuacán Puebla.

 

 


Encuesta