Sábado, 4 de Julio de 2020     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



¿Y si jalamos parejo?

Lunes, Junio 1, 2020 - 08:10
 
 
   

Las campañas electorales no se ganan con likes, ni compartiendo memes

Dos frases que aplican al estado actual de las cosas:

1 La unión hace la fuerza

2 Divide y vencerás.

Una que se la pasa buscando memes de perritos, imágenes inspiradoras, historias divertidas y si, también asuntos de política, te encuentras principalmente que las redes sociales se han convertido en un campo de batalla, entre los que odian a unos y los que odian a los otros.

Como diría Mafalda en una de sus maravillosas reflexiones, estamos practicando el deporte más popular del país, ¿el futbol? no, quejarnos. Pero el quejido teológico (¡ay diosito que mal están las cosas!), el uso de la espada flamígera (todo es culpa de los chairos-todo es culpa de los conservadores/fifís) y las afirmaciones lapidarias, (antes tenían todas las respuestas y ahora todos los pretextos / ¿Dónde estaban cuando el Prian robaba a manos llenas) no sirven de nada en la práctica.

Escucho y leo en todos lados que quieren quitarle los congresos locales, federales y las presidencias municipales al actual partido en el poder. Las redes están llenas de activistas y “expertos” politólogos que dicen que se debe hacer tal o cual cosa. Pero no pasan a la acción y cuando lo hacen, como en la marcha de los automóviles, que me parece tan válida como cualquier otra, inmediatamente salen hordas de críticos de todas las corrientes a descalificarlos.

La cuestión no es hacer marchas, que se ven fregonas en las selfies. El problema es, si serán capaces de actuar como grupo a la hora que realmente importa, en las campañas electorales y principalmente en las urnas.

El 2021 será un año en el que, los debilitados y muy desprestigiados institutos políticos y me refiero a TODOS, no van a ser factor para el ciudadano de a pie, es más serán un lastre. El siguiente año electoral será una elección de personas, de individuos que puedan atraer la simpatía de sus comunidades, candidatos que, aun cuando no sean “independientes” y militen o hayan militado en el PRI, PAN, PRD, MC y demás partidos que se acumulen, tengan arraigo en sus municipios. Y ¿saben una cosa? Hay muchos. Los que siempre han apoyado a la gente y cuentan con simpatía de muchos sectores y en cada elección fueron dejados de lado por los dirigentes de los partidos que, o ponían a sus amigos, compadres, canchanchanes, amantes, familiares o de plano vendían candidaturas.

Y aquí viene  a colación el punto de “la unión hace la fuerza”. Esos candidatos, que además, ya están levantando la mano y parecen legión, ¿tendrán la humildad, valor y civilidad para sumarse a quienes demuestren contar con mayor apoyo de la gente y tengan más posibilidades de ganar? Está cañón ¿verdad? Pero de eso se trata, si en realidad quieren cambiar sus comunidades, si desean mejorar sus municipios y trabajar para obtener mejores beneficios para sus distritos, entonces, deberán saberse sumar a quien puede ganar. ¿Utópico? Tal vez.

Las campañas electorales no se ganan con likes, ni compartiendo memes. Los votos se ganan en la calle, hablando con la gente, quemando suela, recibiendo rechazos, insultos, portazos en la frente. A la gente se la convence cara a cara y al triunfo siempre llegará el que sea más inteligente. Así que los egoístas, los que están acostumbrados a dar cubetas y playeras y creer que con eso ya se ganaron el voto de una familia, puede que se den de topes en la cabeza.

He trabajado en muchas campañas políticas donde se ha logrado que el candidato sea triunfador. Y siempre me han dado una patada en el cu… trasero después de ganar. Llámese diputado federal, diputado local, gobernador o presidente municipal la historia siempre ha sido la misma. Y no soy la única a la que han hecho a un lado y solo me vuelven a llamar cuando me necesitan para algo y después me vuelven a mandar por los chescos. Y lo que han hecho conmigo, se lo han hecho, elección tras elección a la gente en general. Obvio la culpa es mía por creer en ellos, en sus promesas y en los compromisos que hacen conmigo y es el mismo sentimiento que tiene el grueso de los ciudadanos.

El paquete que tendrán los que logren ser candidatos a los distintos puestos de elección popular es “más pior” que la rifa del tigre, porque además de competir con el partido en el poder, deberán competir con chorros de candidatos que creen poder ganar y después, sí realmente quieren un cambio, se deberán sumar y trabajaran para la o el candidato que tenga mejores posibilidades de ganar. Si les gana el protagonismo, el egoísmo y cualquier otro ismo, lo más probable es que se queden como el perro de las dos tortas. En el caso que sean favorecidos en las urnas, les va a tocar cumplir con las altísimas expectativas que se van a generar sobre ellos. Y sépanlo de una vez, yo critico parejo, me vale un reverendo sorbete si son verdes, giros o colorados. Van a tener que soportar el escrutinio y la feroz crítica de tiros y troyanos y de la Lora.

El segundo punto “divide y vencerás” es donde nos encontramos actualmente. Y como diría Peyo en la voz del pitufo gruñón, “odio odiar”. Yo no quiero que le vaya mal al presidente ni al gobernador, ni mucho menos que le hagan un golpe de estado, lo que quiero es tener trabajo, poder pagar mis deudas, comer y no tener que mendigarle nada a nadie. Lo que todos queremos, es tener vacaciones y dinero para disfrutarlas, trepar hasta al perico en el coche en semana santa para ir a Acapulco o Veracruz o ya de perdis a pasear a Atlixco. Y actualmente, PANDEMIAS APARTE, no está sucediendo.

Así que, debemos dejar de lado las diferencias y conseguir que quien nos gobierne nos garantice que no vamos a estar peor de lo que estamos, que créanlo sus mercedes, se puede, que nos otorguen seguridad para caminar por las Cholulas, pasear por el centro histórico de Puebla sin tener que estar mirando sobre el hombro con miedo de que me arrebaten la bolsa, que nos garantice empleo, que sepamos que si vamos al seguro social o INSABI nos atenderán y darán las medicinas que, Dios no lo quiera, lleguemos a necesitar por alguna enfermedad.

La o el candidato que se comprometa a dar esas mínimas necesidades básicas, tendrá el voto y después voy a estar friegue y friegue para que cumpla, que conste que les estoy avisando desde ahorita que están levantando su manita. Ya bastantes políticos de piel delgada hay actualmente en el gobierno, si se llevan conmigo y con los ciudadanos pidiendo apoyo y el voto, se aguantan cuando les exijamos que cumplan. Y no, no vamos a ser amigos, porque para ellos no somos amigos, ni bros, somos votos.

Ojo, si la o el candidato, son del partido en el poder y reúne las condiciones que he enumerado, apóyenlo y después exíjanle que cumpla. Porque la neta, los que están no merecen ser reelegidos.

Hagamos valer nuestros votos, jalemos parejo, porque si seguimos divididos nos va a cargar el payaso.

YO NO TENGO ENEMIGOS, SOLO FANS CONFUDIDOS

Recibo comentarios, quejas y de todo en soygrandota@gmail.com.

Síganme en twitter e instagram @grandotasoy


Semblanza

Barbara Lora

Guerrera, femenina, irreverente y más poblana que la talavera. Por las buenas, lo que quieran; por las malas también. Por eso me conocen como "La Lora". Escribo lo que quiero, vivo como quiero. Como todos saben, cualquiera que se dedique al periodismo le tiene que gustar el chisme, así que desde hace mucho tiempo, por andar de chismosa con Enrique Núñez empecé a escribir la sección de sociales cuando se fundó el periódico Intolerancia. También por andar de chismosa hice un programa de radio en SICOM, ya le cambiaron de nombre, ahora se llama Puebla TV. Por cierto este programa era sobre sexo, mucho sexo. He escrito columnas en diversos medios, que no voy a enumerar para no aburrirlos. He sido conductora de varios programas de radio. El último se llamaba "Grandota 3-60". Ahora inicio esta nueva aventura en e-consulta. Si no quieres que hable de ti, no te pongas de pechito. Mi frase favorita: "Carpe diem". Arranco y termino mi día con Filipenses 4: 13.

Ver más +

Encuesta