Jueves, 22 de Agosto de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



A 50 años del primer hombre en la Luna

Viernes, Julio 19, 2019 - 14:11
 
 
   

Fue un reto enorme para la ciencia y la tecnología que implicó crear nuevos materiales

Una gran odisea humana fue el proyecto Apolo, el cual tuvo como objetivo poner un hombre en la Luna, nuestro satélite. Pero fue un reto enorme para la ciencia y la tecnología que implicó crear nuevos materiales, textiles, alimentos desecados, etc. que han impactado incluso nuestras vidas. Así se desarrollaron microcircuitos de nuestras computadoras, tabletas y teléfonos celulares los cuales son el resultado directo de la Computadora de Navegación del Apolo, o herramientas como los rotomartillos que son producto de los taladros eléctricos para obtener rocas lunares, que han servido para saber la composición química de la Luna y el origen del universo. En la salud los sistemas de monitoreo de la frecuencia cardíaca, respiratoria o de la oxigenación sanguínea que se utilizaron rápidamente en los hospitales.

Pero un aspecto súper importante del Apolo 11 fue el denominado paquete de experimentos, entre ellos el detector de viento solar que el astronauta Aldrin abrió para que por 77 minutos detectó 10 billones de átomos que arrojó el sol, entre ellos deuterio un elemento químico que se generó durante la gran explosión (Big Bang). De hecho, primero se realizó este experimento y luego se desplegó la bandera de los Estados Unidos de América, la ciencia fue primero. Otro experimento fue el reflector láser que permitió medir con precisión la distancia entre la Luna y la Tierra que es de 380 mil kilómetros y sabemos ahora que se aleja de 3 a 4 cm por año. Por último, se colocó un sismógrafo con tres detectores que falló dado que en la noche lunar se alcanzan los -100oC y averió el equipo. Sin embargo, en las siguientes misiones Apolo se han colocado cuatro sismógrafos con generadores de radioisótopos que han permitido corroborar que el núcleo de la Luna es de metal fundido y se que al enfríarse provoca que se encoja y fracture la corteza. La ciencia fue un factor fundamental en la carrera espacial y ha dado dividendos no solo de conocimiento, sino de nuevos productos que ayudan a vivir mejor y a entender nuestro rol en el cosmos.


Semblanza

José Ramón Eguibar Cuenca

Director General de Investigación de la Vicerrectoría de Investigación y estudios de Posgrado de la BUAP, médico de profesión y doctor ene neurociencias. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores y de la Academia Nacional de Medicina.

Ver más +

Encuesta