Martes, 16 de Julio de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Ignorancia también es Corrupción

Lunes, Febrero 18, 2019 - 19:53
 
 
   

El poder para hacer el bien y lo correcto es lo que cambiará a México.

No se trata de elegir entre lo menos peor o de justificar si Salinas, Zedillo, Fox, Calderón o Peña pusieron expertos indiscutibles o no, en posiciones de alta responsabilidad técnica y con ello, nuevamente justificar la llegada de nuevos funcionarios que no tienen los perfiles, la preparación, ni la experiencia necesaria en la administración pública federal.

Se trata, o al menos se trataba, de que la Cuarta Transformación propuesta (porque aún es propuesta, no se consolida con el triunfo electoral únicamente), por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, CAMBIARA en verdad de tajo con esas prácticas de compadrazgo, dedazo y corrupción por designación.

Porque designar funcionarios que no tienen los estudios, el conocimiento, la experiencia ni la capacidad, para cargos que requieren alto conocimiento técnico, también es corrupción.

Personalmente esperaría en la Cuarta Transformación de México, una real política de mérito para ocupar cargos de importancia, por su nivel de responsabilidad y decisión por un lado y requerimiento de conocimiento técnico por el otro.

Se trata de congruencia.

Se trata de real patriotismo.

Se trata de realmente cambiar a México.

Las entrevistas realizadas en el Senado de la República, a candidatos para ocupar la titularidad de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) que se han vuelto virales en redes sociales, parecen broma por el nivel de ignorancia exhibido y por la actitud de suficiencia mostrada por los aspirantes, no por no tener idea de lo que respondieron, sino por la desfachatez con la que expresaron estupideces, sustentados únicamente en el poder de quienes los proponen, bajo el argumento de que: "con el tiempo irán aprendiendo, pero lo importante es su calidad moral" .

No puedes dirigir la Comisión Reguladora de Energía, si ni siquiera has leído cuál es su función o no sabes qué es el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) y respondes ante la Comisión de Energía del Senado de la República que "CEL" es un "celular", en lugar de un Certificado de Energía Limpia.

¡No, no y no!

¡No puedes hacerte cargo de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados, si eres diseñadora de modas!

No importa si quien te propone argumenta que, la persona tiene "altos conocimientos tradicionales relacionados con el maíz porque nació en el campo”.

¡Es absurdo! 

Estuvo mal en los sexenios pasados, donde también se nombraron funcionarios que no tenían el más mínimo perfil para ocupar cargos que requieren especialización y conocimiento técnico, pero eso no justifica que el gobierno que hoy tiene todo en sus manos para transformar esa situación, repita la dosis y nombre amigos y aliados por encima de expertos.

Sólo el Banco de México, la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Secretaría de Hacienda tienen algo cercano al Servicio Profesional de Carrera.

 Y digo cercano, porque tampoco están exentos de designaciones cien por ciento políticas en las más altas posiciones, situación que propicia una injusticia posiblemente aún más grande, que donde no existen reglas en teoría claras.

Porque resulta injusto para quienes forman parte del Servicio Exterior Mexicano, diplomáticos de carrera egresados del Instituto Matías Romero y que llevan una vida pasando de embajada en embajada,  el ver como una aspiración casi imposible, llegar a ocupar el cargo de embajadores en los lugares del mundo más relevantes como Washington, las Naciones Unidas (Nueva York), Ginebra, París, Londres, Madrid o China, en virtud de que estos espacios son para políticos amigos o partidarios del presidente en turno.

Lo mismo pasa en Hacienda.

Las subsecretarías de Hacienda, Egresos, el SAT y otras áreas técnicas, son ocupadas por políticos, no por expertos.

Al menos en Hacienda siempre ha existido un filtro relacionado con la preparación académica y seguramente es una de las secretarías con más egresados del ITAM, Harvard, Columbia, Stanford, MIT y otras instituciones académicas de alto prestigio y seriedad dentro de sus filas, sin que esto sea suficiente para afirmar que las posiciones y los ascensos se deben a la existencia de un sistema basado en el mérito.

El poder para hacer el bien y lo correcto es lo que cambiará a México y esto no está sujeto a interpretaciones subjetivas sobre lo que es y no correcto.

Un experto en una materia es mejor que alguien que no sabe nada del tema, pero que "es cuate".

Una persona con estudios, especialidades y experiencia comprobada es mejor para ocupar un cargo público, que alguien que no tiene lo anterior.

Alguien que no roba es mejor que alguien que sí lo hace.

Saber de economía, política monetaria, política fiscal y políticas públicas, es mejor para alguien que va a ocupar un cargo en la Secretaria de Hacienda o Banco de México, que alguien que no estudió o que tiene formación en filosofía y letras.

Así de simple y sin apasionamientos subjetivos, haciendo referencias y comparaciones con el pasado, aludiendo a que en esos tiempos se hizo lo mismo.

Lo que está mal, está mal.

Hace tres sexenios y hoy. No importa si se simpatiza con el PRI, PAN, PRD, MORENA o el Presidente de México en turno.

 

Oscar Gómez Cruz

https://es-la.facebook.com/2Tres15/

https://www.instagram.com/2tres15/

https://twitter.com/DosTresQuince


Semblanza

Oscar Gómez Cruz

Por veinte años ha asesorado a empresas de productos de alto lujo y a diferentes dependencias del sector público de todos los órdenes de gobierno, para que identifiquen y seleccionen los medios y canales óptimos para comunicar ideas complejas de forma comprensible. Es un apasionado y experto en comunicación estratégica. Es Maestro en Asuntos Internacionales con concentración de Negocios y Finanzas por la Universidad de Columbia en Nueva York y Maestro en Administración Pública por el Instituto Nacional de Administración Pública. Es también egresado del Programa de Estrategia impartido por la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard. Su formación profesional es de Licenciado en Contaduría y Finanzas por la UDLAP. Actualmente es presidente de 2TRES15, empresa de consultoría especializada en la asesoría y diseño de estrategias de comunicación y negocios. Ha encabezado proyectos con gobiernos estatales, federal, empresas productivas del Estado, universidades públicas y privadas y empresas de diversos giros. Así mismo, ha asesorado proyectos del Poder Legislativo local, federal y del Senado de la República; también, a diversos partidos políticos en la integración de sus estrategias de campaña. Oscar Gómez Cruz traduce información compleja en comunicación accesible.

Ver más +

Encuesta