Nación

Empresa recluta a exfuncionaria de Presidencia, y le otorga contratos

Empresa recluta a exfuncionaria de Presidencia, y le otorga contratos
Por Mexicanos Contra la Corrupción | Lunes, Diciembre 12, 2022 |
Foto: Especial
Antes de 2018, B-Drive It SA de CV no tenía contratos gubernamentales; todo cambio con la actual administración federal

B-Drive It y Engine Core, dos empresas de tecnología vinculadas entre sí, han tenido un explosivo crecimiento con el actual gobierno federal. Juntas, suman participación en 59 contratos a partir de 2020 por alrededor de 2,789 millones de pesos.

El incremento de contratos gubernamentales coincide con el nombramiento en agosto del 2020 de Claudia Elena Pérez García, ex funcionaria de la Presidencia de la República, como apoderada de B-Drive It, de acuerdo con documentos revisados y cotejados por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Te sugerimos: Gobierno federal dio 900 contratos a empresas irregulares, revelan

La actual apoderada de B-Drive It trabajó durante 11 meses como subordinada de Alejandro Esquer, secretario particular del presidente López Obrador, y entre sus funciones estaban las licitaciones y adjudicaciones de contratos en la Presidencia.

Nota relacionada:
Revelan modus operandi de la corrupción en el sector inmobiliario
Revelan modus operandi de la corrupción en el sector inmobiliario

De 2020 a la fecha, B-Drive ha obtenido 55 contratos en el Gobierno federal por 828 millones de pesos, mientras que Engine Core, una empresa de reciente creación, suma otras cuatro asignaciones por al menos 1,961 millones de pesos.

Aldo Córdova, director general de B-Drive It y de Engine Core, dijo que el crecimiento de contratos gubernamentales se debe al bajo costo de sus servicios.

“La clara mayoría de lo que hemos ganado es por precio, teniendo un margen pequeño pero que nos permite operar y crecer”, dijo Córdova a MCCI.

De la Presidencia a B-Drive It

Claudia Elena Pérez García (actual apoderada de B-Drive It) trabajó hasta el 31 de octubre de 2019 como Subdirectora de Área en la Coordinación General de Administración de la Oficina de la Presidencia.

Durante 11 meses fue subordinada del área que está a cargo de Alejandro Esquer, secretario particular del presidente López Obrador, corroboró MCCI en el organigrama oficial.

Su función en la Presidencia era la supervisión de las licitaciones y adjudicaciones de contratos, según refirió ella misma en su última declaración patrimonial.

En agosto de 2020, a los 10 meses de haber dejado la Presidencia, Claudia Elena Pérez García se integró como apoderada de B-Drive It, empresa de tecnología que fue constituida el 21 de diciembre de 2016 en la Ciudad de México, y que tiene como socios a Moisés Emilio Barredo Villarreal y José Guillermo Chávez Ayala.

En sus primeros años (2016-2017), B-Drive It prácticamente no tuvo contratos gubernamentales. De 2018 a 2019, la empresa sumó 7 asignaciones por 66.5 millones de pesos, de acuerdo con los registros disponibles en el sitio de compras públicas Compranet y la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

Pero a partir de 2020, año en que la ex funcionaria de la Presidencia se incorporó a la empresa, el monto conjunto de los contratos se multiplicó más de 10 veces, al pasar de 66.5 millones de pesos en el periodo 2018-2019 a 735.5 millones de pesos entre 2020 y 2021. En lo que va de 2022 la compañía ha obtenido más asignaciones por 92.3 millones de pesos, según información oficial.

Incumplen con Ley de Responsabilidades

En B-Drive It también ha fungido como apoderado legal Héctor Sergio Mendoza Ortiz, otro exfuncionario federal que estaba encargado de las adjudicaciones y licitaciones en la Coordinación General de @prende.mx, una instancia encargada de aplicar los programas educativos de la SEP que contienen componentes digitales.

Mendoza Ortiz dejó el cargo de director de área en @prende.mx en febrero de 2019 y para agosto de ese mismo año ya firmaba como apoderado legal de la empresa B-Drive It en una licitación con el gobierno de la Ciudad de México.

Tanto Mendoza Ortiz como Claudia Elena Pérez García no esperaron los 12 meses que establece la Ley General de Responsabilidades Administrativas que deben pasar para incursionar en ámbitos relacionados al cargo que dejaron, lo cual podría constituir un conflicto de interés.

En su artículo séptimo, fracción XI, la mencionada ley menciona que cualquier funcionario debe separarse de intereses económicos que pudieran constituir conflicto de interés hasta por un año posterior a haberse retirado del empleo, cargo o comisión.

La Ley de Austeridad Republicana impulsada por el presidente López Obrador ampliaba a 10 años la prohibición para que exfuncionarios trabajaran para empresas respecto de las cuales hayan tenido información privilegiada; lo anterior, para prevenir conflictos de interés.

Esa ley fue aprobada por el Poder legislativo en 2020, pero ha sido impugnada legalmente.

Claudia Elena Pérez García dejó su cargo en la Presidencia de la República en octubre de 2019, y diez meses después, en agosto del 2020 uno de los socios principales de B-Drive It la nombró apoderada de la empresa.

Por su parte, Hector Sergio Mendoza Ortiz sólo dejó pasar seis meses desde que salió de la SEP, en febrero del 2019, hasta que apareció como representante de B-Drive It en un concurso de licitación con el gobierno de la Ciudad de México, en agosto del 2019.

Además, una actual funcionaria de la dirección de administración de Fonatur Tren Maya trabajó en B-Drive It de 2017 a 2020, antes de ser servidora pública. Elsa Escobar Mata colaboró en la parte de licitaciones de la empresa.

A las órdenes de Esquer

Durante el tiempo en el que Claudia Elena Pérez García trabajó en la Oficina de la Presidencia de la República, su jefe directo fue Jael Hernández Hernández, director de la Coordinación General de Administración.

Jael había sido el contador de Morena entre 2015 y 2018, cuando la Secretaría de Finanzas de ese partido estuvo a cargo de Alejandro Esquer Verdugo, quien ahora se desempeña como secretario particular del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En diciembre de 2020 MCCI reveló que el actual gobierno contrató a la empresa Decoaro y Supervisión para subcontratar cuando menos mil 500 trabajadores de limpieza para Palacio Nacional. El contratista reportó su domicilio fiscal en un pequeño departamento, en el que los vecinos negaron la existencia de alguna empresa; además, una auditoría reveló que la compañía evadía pagos del IMSS.

Cuatro meses después de la publicación de MCCI, Jael Hernández dejó su cargo en la Presidencia.

La superior jerárquico de Jael, y por tanto de la ahora apoderada de B-Drive It, era Denis Zaharula Vasto Dobarganes, titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Presidencia.

Denis Zaharula es la colaboradora más cercana de Alejandro Esquer; ambos participaron en la llamada “Operación Carrusel” que en diciembre de 2021 fue revelada por MCCI, mediante la cual se hicieron decenas de depósitos hormiga para dispersar el dinero de un fideicomiso de ayuda para damnificados por el sismo de 2017, que fue a dar a operadores políticos de Morena.

La evolución de los contratos

La primera vez que B-Drive It se presentó a una licitación y ganó fue el 30 de julio del 2018. Ese día, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) notificó a esta empresa y a Totalsec, la compañía que presentó una propuesta en conjunto, que ganaron el concurso para proveer a la dependencia de “servicios administrados de seguridad para la infraestructura tecnológica” por 2.6 millones de pesos.

Para el 2019 B-Drive It obtuvo 62.9 millones de pesos en cinco contratos: tres de ellos que obtuvo en conjunto con otras empresas y dos más de forma independiente.

En el 2020, conseguiría el contrato más alto que ha tenido desde sus inicios como proveedor hasta ahora, con la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, por 250 millones de pesos.

Este contrato fue para dar el servicio integral de gestión para un centro de datos de la dependencia y lo obtuvo por medio de una licitación pública en la que participó en consorcio con otras siete empresas, algunas líderes en el sector de telecomunicaciones.

De los 55 contratos que entre 2020 y 2022 ha obtenido B-Drive It con el actual gobierno federal, 48 los ha obtenido con propuestas individuales, por un total de 393.5 millones de pesos; otros cinco contratos los obtuvo en consorcio con dos o más compañías por 402.2 millones de pesos.

En los documentos oficiales disponibles hay dos contratos en los que las dependencias no especificaron si B-Drive It participó sola o en conjunto con otras compañías.

Así fue contratada

La mayor parte de los contratos en los que participa B-Drive It han sido asignados mediante licitaciones públicas.

De un total de 827.9 millones de pesos en contratos de 2020 a 2022, alrededor de 537 millones de pesos fueron mediante licitación, lo cual equivale a casi el 65% del total.

Otros 290 millones de pesos fueron contratos por asignación directa y a través de procedimientos de invitaciones restringidas a proveedores.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes fue la dependencia que más dinero ha asignado en un contrato en el que participa B-Drive, con 250 millones de pesos en 2020.

Le sigue el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), que le otorgó seis contratos por 89.6 millones de pesos en servicios de cómputo, internet corporativo y arrendamiento de equipo.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) le asignó dos contratos más por 86 millones para el control de acceso digital e internet.

Más contratos a empresa filial

Engine Core, empresa de reciente creación vinculada a B-Drive It, ha participado en cuando menos cuatro contratos gubernamentales por 1,961 millones de pesos desde junio de 2020 a la fecha.

Engine Core fue constituida el 15 de abril del 2019 y para junio del año siguiente recibió su primer contrato con este gobierno, en el Hospital General Dr. Manuel Gea González, por 125 mil pesos vía adjudicación directa para la emisión de recibos de nómina. Al año siguiente la empresa obtuvo otra asignación directa por el mismo servicio, por 147 mil pesos.

El primer gran contrato a Engine Core fue asignado en una licitación pública en la que participó en consorcio con otras dos empresas; la contratación la realizó la Comisión Nacional de Hidrocarburos, por 50.4 millones de pesos para dar el servicio de soporte de aplicaciones tecnológicas.

En abril del 2022, la Secretaría de Educación Pública (SEP) lanzó una licitación para el servicio multianual de un centro de datos. En ese procedimiento ganó un consorcio formado por cinco compañías, entre ellas Engine Core, con un contrato por mil 911 millones de pesos.

Aldo Córdova, fundador de Engine Core, es a la vez director de B-Drive It.

Mientras que José Guillermo Chávez Ayala, socio de B Drive It, forma parte de Engine Core desde abril de 2020, cuando, a petición de Córdova fue designado vocal de la empresa. Ese cargo lo tuvo por dos años, hasta que en abril de 2022 pasó a ser el tesorero de la compañía.

Cuando Engine Core fue creada ante una notaría del Estado de México, se fijó su domicilio en un pequeño departamento del quinto piso de una unidad habitacional ubicada en la calle Dr. Navarro 60, en la colonia Doctores.

Los departamentos en esa unidad miden 55 metros cuadrados y tienen dos cuartos. Sus pequeñas instalaciones iniciales contrastan con los contratos multimillonarios que la empresa ha recibido a partir de 2020.

La empresa justifica aumento de contratos al bajo costo de sus servicios

En respuesta a una petición de entrevista de MCCI, el director general de B Drive It y de Engine Core, Aldo Córdova, accedió a responder al siguiente cuestionario por correo electrónico, el cual se reproduce íntegro:

-B-Drive IT comenzó a ser proveedor de gobierno desde 2018. ¿A qué se debe que sus contrataciones tuvieron un incremento notable a partir del año 2020 a la fecha?

-Primero: Desde nuestra creación en 2016 hemos brindado consistentemente los mismos servicios. A partir de 2017, hemos trabajado mayormente con la industria privada pero también como proveedores del gobierno en todos sus niveles. Debido a lo anterior, no es correcto señalar 2018 como fecha de inicio de nuestra proveeduría con Gobierno.

Somos personas que logramos nuestro crecimiento con disciplina, talento humano, transparencia, trabajo honesto de ingeniería y calidad en los servicios. Somos promotores de buenas prácticas en el grupo, avaladas por nuestra gente y certificaciones:

Norma ISO/IEC 37001 Sistema de Gestión Antisoborno. Norma ISO/IEC 27001 Sistema de Gestión de Seguridad de Información. Norma ISO/IEC 20000 Sistema de Gestión de Servicios de Tecnología. Norma ISO/IEC 9001 Sistema de Gestión de Calidad de los servicios.

Entre otras.

Segundo: La razón principal de nuestro incremento en contratos se basa en que nuestro margen es sumamente bajo y en que hemos aportado soluciones tecnológicas innovadoras, de alta calidad a un precio justo. Pueden constatar que; la clara mayoría de lo que hemos ganado es por precio, teniendo un margen pequeño pero que nos permite operar y crecer nuestra gente y a su vez, apalancar y mejorar nuestra oferta en el mercado privado. Esto seguramente molesta a algunos competidores. Como antecedente, les comento que antes pesaba más el amiguismo en algunos contratos de gobierno, hoy en día, la competencia se basa principalmente en precio pero también en calidad y somos buenos en ambas cosas.

Podrán constatar que, en volumen de contratos, el incremento principal es derivado de la aplicación de Contratos Marco, donde el precio es el factor determinante ya que técnicamente los requisitos fueron cumplidos por los proveedores acreditados. La estrategia de Contratos Marco, reduce drásticamente el costo de los servicios (Pueden analizar los costos que se pagaban por los mismos servicios antes de que nosotros fuéramos adjudicados y podrán ver claramente nuestra estrategia de precios bajos).

-¿Cuál es la relación que tiene esta empresa con Claudia Elena Pérez García y con Héctor Sergio Mendoza Ortiz?

-Ambas personas trabajan en B Drive y son empleados de ésta organización.

-Hemos visto que su logotipo y el de la compañía Engine Core aparecen juntos en algunas publicaciones. ¿Son empresas vinculadas? ¿Cuál es su relación de negocios?

-Ambas empresas son dirigidas por un servidor y hemos fortalecido nuestros servicios en conjunto a través de la división de verticales tecnológicas y líneas de negocio altamente especializadas.

También puedes leer contenido acerca de...