Seguridad

Exigen justicia por Liz, asesinada en carnaval de la Rivera Anaya

Exigen justicia por Liz, asesinada en carnaval de la Rivera Anaya
Por Magarely Hernández | Jueves, Marzo 17, 2022 |
Liz y su hermana fueron atacadas por un sujeto desconocido en el carnaval de la Rivera Anaya

El domingo 13 de marzo Lizbeth Domínguez y su hermana asistieron al cierre de carnaval de la Unidad Habitacional Manuel Rivera Anaya, en la ciudad de Puebla, pero Liz no regresó a casa con vida porque un sujeto desconocido las atacó con un arma blanca y ella murió.

Tenía 22 años de edad y, según sus redes sociales, estudiaba la licenciatura en Derecho y Criminología en la Universidad Alva Edison. El miércoles fue sepultada en el panteón de San Miguel Espejo y su familia exige que el responsable pague por lo que hizo.

Los organizadores del cierre de carnaval de la cuadrilla de huehues Nueva Imagen prometieron un ambiente 100 por ciento familiar. Se presentó el grupo Yulios Kumbia y hubo venta de bebidas alcohólicas por parte de “Micheladas El Tigre”.

Por la noche se reportaron riñas y no sólo Liz y su hermana fueron agredidas, sino que hubo otras víctimas. La mañana del lunes una mujer de aproximadamente 25 años de edad fue hallada golpeada en inmediaciones del bulevar Xonacatepec. Cuando los policías la auxiliaron, dijo que acudió al cierre de carnaval y le rompieron una botella en la cabeza.

Matan a mujer y hieren a otra en carnaval de la Rivera Anaya
Más del tema...
Matan a mujer y hieren a otra en carnaval de la Rivera Anaya

Por testigos se sabe que alrededor de la medianoche un sujeto, cuya identidad se desconoce, sacó un arma blanca y la clavó a Liz en el pecho. Luego atacó a su hermana y la dejó gravemente herida.

Aunque extraoficialmente se dijo que el agresor portaba una máscara de huehue, esto no ha sido confirmado. Ambas fueron trasladadas de inmediato a una clínica cercana del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) pero Liz murió minutos después.

Las personas que conocían a Liz no dan crédito a la noticia y parte de lo que le han escrito en redes sociales es lo siguiente:

“Hola, Liz. Donde quiera que estés espero que descanses, sé que no volverás pero de igual manera sé que nos encontraremos. Tal vez no fue la forma pero nunca es tarde para unas palabras o un texto enorme, bien dicen que hay que decirlo mientras la persona viva pero lamentablemente ya no pude decirlo. Mientras tanto caminaré pensando en ti, sabiendo que podré escucharte en mis pensamientos y en mi corazón, podré mandarte miles de mensajes, llamarte infinidad de veces esperando a que contestes o me digas cómo te encuentras, pensar y pensar, preguntando, el porqué pasó así… ya llegará el día en que nos encontremos por el camino”.

También puedes leer contenido acerca de...