Sociedad

Toman sus predios en San Pablo para no irse, pero les niegan reconstruir

Toman sus predios en San Pablo para no irse, pero les niegan reconstruir
Por Nancy Camacho y Maribel Velázquez | Martes, Noviembre 30, 2021 |
Familias afectadas por la explosión en Xochimehuacan acusaron falta de apoyo, pero el DIF sostuvo que ha ayudado desde el primer día

A un mes de la explosión de una toma clandestina de gas en San Pablo Xochimehuacan, que suma cinco víctimas mortales, familias que perdieron sus viviendas rompieron el cerco de seguridad y tomaron sus predios para rechazar la reubicación de sus casas, pero el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta sentenció que no habrá reconstrucción porque el lugar es una zona de riesgo.

Alrededor de las 10 de la mañana de este martes unas cien personas ingresaron a la denominada “zona cero” para protestar, y denunciaron que hasta apenas el lunes 29 de noviembre el Sistema Estatal DIF (SEDIF) se acercó a notificarles que sus viviendas serían reubicadas en la zona del camino a El Batán y Flor de Bosque.

Las y los inconformes acusaron que el gobierno estatal les ofrece viviendas de 80 metros cuadrados, pero afirmaron que las casas que fueron demolidas por el gobierno tras la explosión tenían de entre 200 y 250 metros cuadrados.

A la vez negaron que la zona fuera irregular, pues afirmaron que cuentan con las escrituras y papeles que acreditan su propiedad y que la zona estaba reconocida por el ayuntamiento.

Aunque cruzan ductos de combustible y a esto se debió la explosión, sostuvieron que no se encuentran en "zona de riesgo", pues están a más de 20 metros de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), por lo que insistieron en que sus viviendas sean reconstruidas en el mismo lugar.

No a la reubicación

La señora Jenny Gómez señaló que a la fecha no ha tenido apoyo por parte del gobierno estatal y su familia continúa en incertidumbre a 30 días del siniestro, pues desconoce qué va a pasar con su terreno.

Denunció que las autoridades los quieren reubicar en una zona en donde no hay servicios de luz y drenaje, además de que los están obligando a firmar, pues en caso de no hacerlo los amenazan con que no tendrán derecho a la construcción de su hogar.

Jenny Gómez enfatizó que con esfuerzo adquirió un terreno y pudo construir su casa, por lo que calificó como “lamentable” que por culpa de unos delincuentes de la “noche a la mañana” haya perdido su patrimonio.

“En Calle Industria estamos todos regularizados y cada año pagamos nuestro predio, no queremos la reubicación porque son solo 80 metros, mi casa era de tres pisos y el gobierno no me la van a reponer, aparte si me muevo a otra zona me sería difícil acoplarme luego de vivir 45 años en Xochimehuacan. Estoy molesta porque el gobierno no tiene derecho a quitarnos de nuestros predios”, enfatizó.

Comentó que muchas veces los vecinos hablaron al 911 para reportar que diversas personas se habían apropiado de manera irregular de un terreno que se ubica en la Avenida Ferrocarriles y la calle de los Palos, el lugar de la explosión, sin embargo, las autoridades hicieron caso omiso.

Erika Muñoz, otra habitante que perdió su hogar, rechazó la propuesta de la reubicación y pidió que el gobierno considere la opción de construir nuevamente su casa en el mismo terreno.

“De qué nos sirve que nos quieran dar un terreno si no le podemos hacer nada, en ese caso que no nos regalen nada, que nos dejen nuestro terreno y nosotros vemos cómo construimos y, si tenemos que empezar de cero, lo vamos a hacer”, señaló.

Indicó que el DIF fue citando a cada ciudadano en horarios diferentes y en compañía de las áreas de Gobernación e Infraestructura, pero solo les enseñaron un croquis de cómo estarían construidas sus casas, especificando que solo les darían 80 metros cuadrados.

Comentó que por ahora está viviendo con unos familiares, ya que en los refugios temporales que instalaron para las víctimas no hay colchonetas ni despensas suficientes para todas las familias afectadas.

Sí hubo apoyo: SEDIF

Tras la protesta el Sistema Estatal de Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF) negó que no se haya atendido a la población afectada por la explosión en San Pablo Xochimehuacan.

A través de un comunicado aseguró que entregó atención médica y psicológica a través de una unidad móvil, así como hospitalaria; además sostuvo se hicieron cargo de gastos funerarios, se entregaron paquetes alimentarios, cobertores, colchonetas, agua embotellada y ropa, entre otros artículos.

El SEDIF agregó se abrieron tres albergues para auxiliar a las familias que salieron de sus viviendas, en donde se les dotó de alimentos, Precisó que con el regreso de algunas personas a las viviendas con menos afectaciones, sólo quedó abierto el albergue de la escuela telesecundaria “Adolfo López Mateos”, el cual aún funciona.

Además, enfatizó que se indemnizó a las personas que perdieron a un familiar y el gobierno sigue al pendiente de las necesidades de quienes permanecen hospitalizados.

Justamente la mañana de este martes, el secretario de Salud, José Antonio Martínez García, dio a conocer que Pedro, de 43 años de edad, murió luego de más de diez días de permanecer intubado y justo un mes de estar hospitalizado a causa de las quemaduras en su cuerpo.

Barbosa reitera: no habrá reconstrucción

Por su parte el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, antes de la protesta en San Pablo, presumió que su gobierno “ha sabido manejar” el problema desde un inicio, pues se ha atendido a las y los afectados en diversos aspectos.

“Es una tragedia que hemos sabido manejar todos, primero la gente y después el gobierno, que ha estado presente desde el primer minuto de la tragedia, y no nos hemos despegado de estar asistiendo, de estar en contacto con ellos”, expresó el mandatario estatal en su rueda de prensa matutina.

Respecto a la reconstrucción de las viviendas demolidas, reiteró que no se permitirá la reconstrucción en los sitios en los que las viviendas estaban de manera ilegal, pues la zona es de riesgo y sería irresponsable.

“Estamos llegando con ellos al punto en que entiendan los señores que no se puede construir en un lugar, en un terreno en dónde está prohibido usar los recursos públicos con los que vamos a reconstruir, no se puede invertir en ese tipo de terrenos, es un asunto de fácil comprensión, pero que puede resultar difícil ante el estilo de vida que ya tenían”, manifestó Barbosa Huerta.

También puedes leer contenido acerca de...
Loading...