Marco Antonio Prósperi Calderón, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco), confió en que para la temporada del “Buen Fin”, Navidad y Día de Reyes, el ayuntamiento de Puebla, haya logrado reordenar al comercio informal, pues las ventas del comercio organizado podrían bajar. 

En entrevista para e-consulta, el empresario comentó que espera que el titular de la Secretaría de Gobernación Municipal (Segom), Jorge Antonio Cruz Lepe y el alcalde Eduardo Rivera Pérez, logren acuerdos con los líderes ambulantes, con el fin de que tengan espacios para comercializar sus productos.

Señaló que reglamentar y ordenar a los ambulantes es muy “complejo” y “complicado ” y se requiere de toda la disposición de las autoridades municipales tanto como de los trabajadores informales. 

Indicó que durante tres años (2018-2021) a los ambulantes se les dejó hacer lo que quisieron, apropiándose de espacios públicos y afectando a los comercios establecidos.

“Sabemos que hay la disposición y toda la voluntad del gobierno municipal de ordenar y tratar de acortar los espacios y dar lugar al comercio informal para que puedan vender”, declaró.

Prósperi Calderón comentó que aunque se haya permitido la instalación de ambulantes “sin tocar” la calle 5 de Mayo, aún hay zonas en las se llegan a observar bastantes puestos, sin embargo, espera que en los próximos días existan acuerdos y puedan ser reubicados en lugares y espacios en donde ellos puedan hacer sus actividades. 

Comentó que es necesario que las autoridades realicen un censo para saber si los ambulantes son poblanos o vienen de otros estados e inclusive de municipios, a fin de descartar puestos. 

“Los ambulantes tienen que ser verdaderamente poblanos. Mucha gente viene de otros estados como Ciudad de México, Oaxaca, Tlaxcala, y no se vale que haya gente que viene de fuera invada Puebla y ni siquiera el dinero se queda acá”, dijo. 

Apuntó que como comerciante establecido propone que el ambulantaje se siga atendiendo para tener una solución que respete los derechos humanos de las personas. 

“Le damos el voto de confianza a la autoridad municipal; sabemos que no se va a arreglar de un plumazo o en 8 días. Tenemos toda la confianza porque vayamos transitando y caminando para poner orden y respetar los derechos humanos de las personas y llegar acuerdos para que podamos tener, todos, una competencia pacífica”, mencionó.