Legisladores locales no garantizan que con la llegada de José Norberto Rodríguez Medina, "El Cheché", como secretario general en el Congreso del Estado se logren abatir las impugnaciones a las leyes emitidas.

El presidente de la Junta de Gobernación y Coordinación Política (Jugocopo) en el Congreso de Puebla, Sergio Salomón Céspedes Peregrina evitó hacer señalamientos contra los integrantes de la LX Legislatura local, quienes perdieron diez juicios por acciones de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte Justicia de la Nación, promovidos por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y que aún mantienen varios pendientes desde 2019.

"Hay cosas que tenemos que corregir; estaremos dispuestos a hacerlo. Aquí no es la intención señalar a nadie; tenemos que buscar que los derechos humanos sean un privilegio que se mantenga y esté permanente" aseguró.

El morenista dejó entrever que deben reforzar esta área técnica para evitar las acciones de inconstitucionalidad que fueron presentadas contra el Congreso durante la gestión de María del Rosario Evangelista, quien fue nombrada a cargo por el ex diputado Gabriel Biestro Medinilla.

"Es complejo; son diferentes momentos. Parte de ello es lo que hoy necesitamos reforzar, lo técnico,que permita analizar muy de fondo en esas áreas de oportunidad;  poder reforzar para que no tengamos ningún tipo de inconstitucionalidad" explicó Céspedes Peregrina.

José Norberto Rodríguez Medina fue uno de los personajes allegados al ex gobernador panista, Rafael Moreno Valle y durante 25 años se había desempeñado en el legislativo local hasta que el ex presidente de la Jugocopo, Gabriel Biestro, decidió terminar su contrato por el periodo de la LX Legislatura.

Por su parte, el líder de la bancada de Acción Nacional (PAN), Eduardo Alcántara Montiel acusó que el cargo de la Secretaría General fue utilizado por la legislatura pasada como un órgano político.

"La Secretaría General debe ser considerada como un órgano técnico del Congreso, no un órgano político como en la legislatura pasada. Biestro lo empezó a utilizar como un órgano político que determinaba qué pasaba o qué no pasaba y se volvía un mecanismo distinto."

Aseguró que bajo el liderazgo de Biestro Medinilla se perdieron controversias institucionales porque no se realizó un trabajo técnico responsable.

Aunque reconoció la experiencia de "El Cheché", dijo que no se puede asegurar que alguna persona no se sienta agraviada o que sienta vulnerados sus derechos humanos

"No lo puedo garantizar (que no haya equivocaciones) pero sí me queda claro que se va a disminuir la probabilidad de cometer errores"

La LX Legislatura del Congreso de Puebla se fue con una marca histórica de juicios en contra promovidos en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), pues en tres años acumuló 22, de los cuales 16 fueron interpuestos por la CNDH.

En el trienio concluido, en  el que la mayoría de los diputados  eran de la coalición "Juntos Haremos Historia", el Congreso no ganó ningún litigio y perdió diez, uno fue sobreseído y otro fue declarado improcedente.