​Historias acerca de violencia dentro y fuera de la cancha hemos escuchado muchas, pero hoy, en este mundo y país en el que las mujeres luchamos todos los días para erradicar la violencia de género, el futbol (uno de los deportes que más machisno ha mostrado en la historia, tanto por sus aficionados como directiva) abre sus puertas al diálogo para hacer las cosas diferentes.

Es el caso de la Liga MX Femenil, la cual con apenas 6 años de su fundación ya rindió sus primeros drutos y cuenta cada vez con mayor cantidad de aficionados.

Con el fin de evitar problemas de violencia contra las mujeres como en los que se vieron involucrados Renato Ibarra, Marco García y cuatro jugadores de Chivas, la Liga MX planteará una política en contra de estas acciones en la próxima asamblea de dueños a realizarse en diciembre, esto con el fin de establecer los calendarios de la próxima temporada del futbol mexicano.

“Tenemos una política contra la violencia de género en general, contra cualquier tipo de discriminación, con mucha concentración contra la violencia contra las mujeres. Estamos ciertos que hay que reforzar. Para la próxima asamblea del mes de diciembre, habrá política integral contra la violencia en contra de las mujeres”, señaló Mikel Arriola, presidente de la Liga MX.

Arriola apuntó que a partir del próximo torneo la violencia de género en el futbol mexicano no será tolerada, por lo que los jugadores que se vieron involucrados anteriormente tendrán una "segunda oportunidad". También comentó que los asuntos de violencia que se vivan dentro y fuera del terreno de fuego tienen que ver con la educación o la prevención de ciertos actos, los cuales pueden abarcar desde la llegada de un jugador extranjero o la formación de jugadores o jugadoras en un ambiente propicio que no discrimine a nadie.

“La Liga no tolerará ningún tipo de violencia, nadie que sea violento tendrá cabida en la Liga MX”, destacó.

Personalmente, se guarda la fe en que la planeación y ejecución de esta nueva política aplique para todos lo que resulten ser acusados, sin excepción, ya que los casos de acoso por parte de entrenadores hacia sus deportistas han sido de los temas más sonados en todo el mundo del deporte.

Por otro lado, se necesita de una política que garantice el cuidado y la protección de los derechos de la mujer, en la cual también se involucren salarios justos, protección a su persona y familiares, más publicidad tanto para los partidos como campañas, etc. El camino hacia la equidad en este ramo es todavía largo, pero no perdemos en ser escuchadas y respetadas tanto (o más) como los equipos varoniles.  

Aunado a esto, Mikel Arriola comentó el día de auer que la Liga será la encargada de promover la nueva campaña de prevención y cuidado en contra del cáncer de mama y próstata, misma que se celebra en el futbol mexicano desde el 2006, pero que para el actual 2021 tiene como meta llegar a más de 100 millones de impactos.

Esto sería posible gracias a las diferentes plataformas que existen en redes sociales. Por otro lado, Carlos Manrique, director general de Voit, recordó la alianza que han tenido con la Liga MX desde el 2006, cuando se implementó jugar con balones rosas durante las jornadas de octubre para llevar el mensaje de prevención a los espectadores. 

Fotografía: Twitter /@TigresFemenil