El repechaje huele cerca.

El Club Puebla inició la doble jornada de la Liga MX en el Estadio Cuauhtémoc y lo hizo con una victoria más que necesaria ante el equipo de Mazatlán (el hermano rico), a quienes doblegaron durante prácticamente todo el partido para finalizar con una pizarra de 2-0 a favor. El resultado permite a la Franja acercarse al objetivo de calificación aunque sea desde el repechaje.

Puebla supo pararse en casa y montar un encuentro incómodo para el rival, pues el hecho de que el arquero fuera un viejo conocido (Nicolás Vikonis, exportero blanquiazul) motivó al ataque local para probar desde lejos en cada oportunidad que generaron.

En la segunda mitad los dirigidos por Nicolás Larcamón no bajaron los brazos y la insistencia persistió durante buena parte del encuentro, aunado a los cánticos que nunca cesaron por parte de la afición que se dio cita en el recinto. La respuesta llegaría gracias a una jugada por Guillermo Martínez donde rescató un balón antes de que saliera de la línea, mandó un centro y en el trayecto del esférico se atravesó el brazo de un defensor ‘cañonero’, por lo que el silbante decretó la pena máxima.

Cristian Tabó fue quien tomó el balón para detenerse en el manchón penal y encargarse de ejecutar la falta. El uruguayo se montó en la lomita de las decisiones y disparó con potencia hacia la izquierda de Vikonis, por lo que volvió su disparo un balón inalcanzable para colocar los números 1-0 en favor de la localía al minuto 69.

La franja se generó al menos otras dos ocasiones de gol que no pudieron concretarse ante las propias fallas poblanas que redujeron la posibilidad de incrementar la ventaja. La urgencia por amarrar los tres puntos radicaba en meterse de lleno a la clasificación por la siguiente fase.

Previo al primer gol camotero, Larcamón decidió jugar sus cartas para dar descanso a Alberto Herrera y Daniel Álvarez; a su relevo entraron Amaury Escoto y Dieter Villalpando. Este último tuvo su debut con la Franja luego del desaire que sufrió en Chivas, pues cabe recordar que llevaba más de un año sin jugar en la primera división.

En el último suspiro del encuentro, al minuto 90+5, Puebla ganó una pelota en el rebote y sirvió para que el propio Villalpando pusiera las cosas 2-0. El mediocampista cruzó el esférico a modo de que fuera inalcanzable para Vikonis, con lo que selló los tres puntos y un debut prometedor.

La victoria le permite a los de la Angelópolis colocarse en la octava posición de la tabla general, por lo que –de momento– estarían clasificados al repechaje y disputarían ese partido en el Estadio Cuauhtémoc.

El próximo compromiso para la escuadra camotera será este mismo sábado 23 de octubre en casa, cuando reciban al equipo de León a las 17:00 horas y que pinta para ser un duelo igual de entretenido debido a que “regresan a casa” dos de las figuras que se consagraran con la Franja: Santiago Ormeño y Omar Fernández.

Foto: Agencia Enfoque