Claudia Martínez Sánchez, periodista y activista, denunció ser víctima de linchamiento político, luego de que Carlos Roberto Martínez Peláez, director del Bachillerato Oficial Héroes de la Reforma, en donde ella labora como docente, levantara un acta administrativa en su contra por escribir y compartir notas adversas al gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Martínez Sánchez, presidenta del colectivo nacional Alerta Periodistas, fue citada a principios de la semana pasada por Martínez Peláez para discutir algunos asuntos respecto a la publicación y difusión de algunas notas periodísticas contra Barbosa.

El director le  dijo que autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP) le  mostraron  el material publicado, por lo que le pidieron que la periodista dejara de escribir ese tipo de contenido.

El funcionario además le advirtió que, de persistir, Claudia Martínez ponía en juego su plaza de docente y los 21 años de servicio que lleva en ella, pero también ponía en riesgo tanto su vida como la de su familia.

Además le informó que el viernes 15 de octubre se presentaría el jurídico para revisar el caso, y que ya estaban listos su defensa y los testigos, propuestos por Jaime García Roque, secretario general de la sección 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Claudia Martínez narró que el director del Bachillerato le pidió que en el encuentro se sometiera, diciendo que sí a todo lo que le preguntaran en la audiencia y admitiera que si bien difundió notas periodísticas en contra de Barbosa y las compartió en el grupo de whatsapp “DELEGACIÓN-D-II-235” del Sindicato del SNTE, no lo volvería a hacer.

Sin embargo, el día de la audiencia, Martínez Sánchez debía estar en Coyomeapan para la visitaduría de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ante el conflicto pos electoral al que sigue de cerca.

El acta administrativa que finalmente fue levantada contra Claudia Martínez señala que, además de difundir las notas referidas, se ausentaba de su labor como docente e incurrió en 6 faltas injustificadas los días 7,13, 10 y 21 de septiembre yl 4 y 5 de octubre de este año, lo que afectó el desarrollo de la comunidad escolar a su cargo.

Quien presenta las pruebas en su contra es Ana Isabel Coriche Ramírez, hija de Jorge Luis Coriche Áviles, ex diputado federal, dueño de una mina a cielo abierto en Zacatlán, que entregó varias tierras a transnacionales y se beneficiará, de concretarse la presa hidroeléctrica en Coyomeapan y Zoquitlán, señaló Martínez.

Abundó que  Ana Coriche fue prefecta en el Bachillerato Héroes de la Reforma antes de la pandemia, pero al entrar Melitón Lozano Pérez, secretario de educación pública y Barbosa, su padre la colocó con un cargo de la SEP, además de ocupar una cartera sindical y mantenerse en el grupo de whatsapp de la escuela, de donde sacó las pruebas.

Finalmente, señaló que el director Martínez Peláez y su familia están coludidos con el gobierno pues tienen plazas en la Secretaría de Salud y la SEP, así como una muy buena amistad con el jefe del nivel media superior y el secretario de educación pública.