Trabajadores de la empresa ICA Fluor, contratados para la construcción de la refinería Dos Bocas, iniciaron un paro para exigir mejores condiciones laborales y crear un nuevo sindicato que salga en su defensa.

Entre sus demandas se encuentran: mejores salarios, el pago de horas extras, así como mayor seguridad, equipos de protección y mejores prestaciones, pues señalaron que los obligan a trabajar horas extras, pero no se las quieren pagar.

A través de redes sociales, trabajadores denunciaron las pésimas condiciones en que trabajan.

En algunos videos se muestra como varios empleados empezaron a retirarse y se niegan a volver hasta que no se resuelvan sus demandas, mientras otros cerraron accesos al complejo.

De acuerdo con medios locales, elementos de la Secretaría de Marina (Semar) arribaron a las instalaciones de la nueva refinería para tomar el control de algunas plantas y no afectar el programa de trabajo.

Hasta el momento, la Secretaría de Energía (Sener), encargada del proyecto no ha emitido ninguna postura oficial sobre la situación de la refinería.

Este es el segundo paro de trabajadores que construyen la refinería de Dos Bocas en lo que va de este año, el primero se presentó en el mes de febrero e incluso llegó a las agresiones, pero las exigencias en aquella ocasión eran las mismas: mejores condiciones laborales y el pago de las horas extras que laboran.

 

Con información de El Universal