Por mayoría de votos el Cabildo de Puebla otorgó 100 plazas en el ayuntamiento a cuatro días de que se vaya al alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, y en medio de una protesta violenta encabezada por Gonzalo Juárez Méndez, líder del sindicato de burócratas “Benito Juárez”.

Con vidrios rotos en el Palacio Municipal y la quema de la bandera de la actual administración que representaba a Morena, inició la sesión virtual del Cabildo la noche de este lunes.

Minutos antes de las 7 de la noche Juárez Méndez convocó a agremiados para intentar ingresar por la fuerza al ayuntamiento en búsqueda de “diálogo” con la presidenta para obtener espacios laborales.

Los sindicalizados portaron pancartas y gritaron: “fuera Claudia”, a su vez que reprochaban que en la lista de beneficiados supuestamente se encontraban empleados con menos de 3 años de experiencia en sus áreas.

Por más de una hora simpatizantes de Juárez Méndez golpearon la puerta sin éxito para ingresar, y cerraron el paso de la avenida Reforma.

Después, bajaron la bandera del ayuntamiento de Puebla que representa al gobierno de Morena para quemarla en un grito único que decía: no mentir, no robar y no traicionar.

En medio de la manifestación se rompió el vidrio de la puerta de la oficina de Información Turística, por lo que intervino al fin la policía para formar una baja en torno al palacio municipal.

Mayoría avala nuevas plazas

El nombramiento de las nuevas 100 bases de trabajadores  fue aprobado por 17 votos a favor y cinco en contra.

La priísta Silvia Tanús Osorio señaló que se trató de un “albazo” y que hay designaciones de personas que tienen 15 días laborando la Comuna: “No que con ustedes las cosas iban a ser de otra manera, no que la cuarta transformación no engañaba, no mentía, no robaba”. 

Jacobo Ordaz Moreno, también integrante de la comisión de Patrimonio y Hacienda, condenó que no les entregaran información ni expedientes de los beneficiarios con una base, pues se conoce que cada uno no tiene ni una década trabajando en el gobierno municipal.

Reprochó que al inicio de su gobierno, Claudia Rivera Vivanco se inconformaron por las 84 bases que otorgó su antecesor Luis Banck Serrato y ahora entregue más reconociendo la antigüedad de apenas el 20 por ciento de los empleados.

“Un ejemplo claro de la mala administración es que en la junta de gobierno en el Instituto Municipal del Deporte (IMD) un representante de Contraloría dijo que no se podía autorizar la base por un órgano desconcentrado, pero en la junta de gobierno del Instituto de la Juventud se dijo que sí, una vez más la incongruencia de este ayuntamiento”, agregó Carolina Morales.

Rivera asegura legalidad

En su posición, la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco defendió la legalidad de la entrega de las nuevas bases y argumentó que se cumplió con el procedimiento que marca la ley.

La alcaldesa comentó que se trata de 100 nuevas bases, es decir, creadas, y que no corresponden a la cobertura de las vacantes de personas recientemente fallecidas.

También que se determinó no tomar en cuenta el aval del sindicato, término que es legal. Asimismo, que ninguno de los sindicalizados son familiares de los funcionarios municipales. 

En tanto, las plazas por defunción, estarán a cargo de la administración de Eduardo Rivera Pérez en negociación con la dirigencia sindical.

En conferencia de prensa, la alcaldesa Rivera Vivanco señaló que las protestas de sindicalizados en su contra de parte de la dirigencia de Gonzalo Juárez Méndez, tiene intereses políticos y particulares con la administración entrante.

Edgar Damián Romero Suárez, secretario del Ayuntamiento, dejó en claro que aún terminando la administración harán respetar los derechos laborales de los nuevos trabajadores.

Ante la violencia en Palacio Municipal, advirtió que revisarán las cámaras de seguridad para fincar responsabilidad y aclaró que no ceden a ningún chantaje. 

También dijo que “no entiende” en qué momento se rompió el diálogo con el sindicato, pues incluso cumplieron el acuerdo de un aumento salarial de 4 por ciento.

“El trato como presidenta municipal al sindicato siempre fue respetando sus competencia, autonomía y dando garantía a los compañeros trabajadores. Nunca lo hicimos como en las administraciones pasadas, tratándolos como subordinados”, agregó Rivera Vivanco.

Bloque contra Rivera Pérez

El panista Enrique Guevara Montiel estimó que el 80 por ciento del personal que entró a laboral en este gobierno son personas cercanas a la alcaldesa morenista y con salarios de 20 a 35 mil pesos.

También señaló que esta es una estrategia de Claudia Rivera Vivanco para crear un nuevo sindicato que sea opositor al gobierno de Eduardo Rivera.

“La nueva ley de sindicatos te permite qué con 50 personas, hacer un sindicato; la bomba más bien es que seguramente la alcaldesa, no tenga estos 100 con ellas, pero sí 60 personas. Vamos a ver la nueva creación de un sindicato dentro del propio ayuntamiento”, comentó.

Acusa agandalle Gonzalo Juárez

Gonzalo Juárez Méndez, secretario general del sindicato único de empleados y trabajadores del honorable ayuntamiento de Puebla, instituciones paramunicipales y organismos públicos descentralizados “Benito Juárez García” señaló que no fueron considerados y que representa una violación a los derechos laborales.

Calificaron que se trata de un “agandalle” de los lugares de base que quedaron vacantes por el fallecimiento de los sindicalizados.

“Significa una violación clara a la vida interna sindical y a los derechos ganados, firmados y ratificados” en la última década, al referir que no se respetan las cláusulas 12 y 156 de las condiciones generales de trabajo; así como a la cláusula novena del convenio complementario firmado y ratificado en 2018. 

“No esperábamos menos de Edgar Damián Romero Suárez, secretario del Ayuntamiento y Leobardo Rodríguez Juárez, Tesorero Municipal, de quienes una vez más, queda demostrado que solo buscan sin sentido, su bienestar e interés personal. Por una parte palabrería, por la otra, su particular forma de hacer política ficción”, acusa.

Y agrega: “Qué más se podría esperar de quienes despachando desde Palacio Municipal decidieron no escuchar, ni atender las demandas ciudadanas y quienes escudándose en la autonomía municipal, tergiversaron una y otra vez la ley a su conveniencia”.