Familiares de José Armando de la Cruz, el repartidor de Domino´s atropellado por la Policía Estatal en San Francisco Totimehuacán, acusaron que la Fiscalía General del Estado (FGE) recurrió a engaños para que la mamá de la víctima no acudiera a la audiencia en donde el responsable fue liberado con el argumento de que llegó a un acuerdo reparatorio.

En entrevista con e-consulta los deudos señalaron que inicialmente la madre fue notificada de que la audiencia sería el domingo 26 de septiembre a las 9:00 horas, pero un día antes el Ministerio Publicó le avisó que se iba a postergar.

Ante esta situación, los familiares no acudieron a la Casa de Justicia y realizaron el sepelio, mismo que se realizó el domingo a las 13:00 horas en el panteón de San Baltazar Campeche.

Al término del funeral la familia se enteró, por los medios de comunicación, que la audiencia sí se realizó y que el policía estatal que atropelló y mató a José Armando fue puesto en libertad para poder llegar a un acuerdo con ellos, situación con la que no estaban conformes.

Ángeles, una de las tías del joven, explicó que su hermana recurrió a un abogado para recibir asesoría legal, pues nunca les informaron sobre la suspensión condicional del proceso y tampoco dieron el aval al Ministerio Público para aceptarlo, y afirmó que hasta este lunes nadie de la FGE se ha acercado con ellos.

Mientras tanto, el oficial Luís Felipe de Jesús P. A. fue liberado y tendrá un plazo de 30 días para llegar a un acuerdo reparatorio con la familia de José Armando, quien dejó en orfandad a una niña de 8 años.

Se debe recordar que el acuerdo reparatorio previsto en la ley debe de ser consensuado por todas las partes y mediado por personal de la fiscalía, pero si alguna de las partes no está conforme, se debe reanudar el proceso y establecer medidas cautelares para el acusado.