“Ni un peso para la reconstrucción por el sismo. Todo eso se lo robaron, todas esas son obras inexistentes”, acusó hace unos días el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta sobre sus antecesores, pero omitió reconocer que su administración tampoco ha avanzado en las obras, asignó recursos a un reducido grupo de constructoras y que estas han incumplido los plazos de entrega a pesar de los contratos millonarios.

En la administración de Antonio Gali Fayad (enero de 2017 a diciembre de 2018) comenzó la reconstrucción por el sismo del 19 de septiembre del 2017, por lo que se habilitaron el sitio “Puebla Activa”, cuya función era publicar informes de los avances de la reconstrucción, pero desde noviembre del 2019 se dejó de actualizar con la llegada de Barbosa Huerta al gobierno, así que ahora solo puede obtenerse información solicitándola vía transparencia.

A través de múltiples solicitudes de acceso a la información e-consulta requirió los avances de la reconstrucción de planteles educativos y monumentos históricos, pero las respuestas de los gobiernos estatal y federal se caracterizaron por las negativas a facilitar información, registros con errores en su publicación y obras sin contratos públicos consultables.

Constructoras incumplen a escuelas

Uno de los mayores pendientes en la reconstrucción es la de las escuelas, a cargo del Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (Capcee), pues en junio del 2019, tras los gobiernos de Gali Fayad y el interinato de Guillermo Pacheco Pulido, habían sido arregladas mil 752 escuelas; sin embargo, al corte de julio de 2021, tras dos años del gobierno de Barbosa Huerta, solo se había llegado a mil 870 inmuebles intervenidos.

En respuesta a solicitudes de información la Unidad de Transparencia del Capcee se negó a dar los nombres de las constructoras y sus plazos de ejecución de proyectos, y pidió buscar la información de forma manual en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

Este medio identificó 135 contratos celebrados entre octubre del 2019 y junio de este año, cuya principal característica fue beneficiar a un selecto grupo de constructoras que solo destacaron por incumplir los plazos para entregar las obras.

De los 135 contratos para la reconstrucción de planteles educativos, solo 13 de los proyectos se finalizaron al 100 por ciento. El resto permanecen con retrasos de hasta siete meses, ya que 122 obras comenzaron tarde.

Negocio de pocos

La administración de Barbosa Huerta contrató a un reducido grupo de constructoras para encargarse de las obras. En el primer semestre de este año se hicieron 58 contrataciones acaparadas por ocho empresas que se repartieron más de 78.7 millones de pesos, pero la más beneficiada fue Arquitectura Líder SA de CV.

En la primera mitad de este año la empresa recibió 14 de los proyectos lanzados por el Capcee para rescatar escuelas afectadas por el sismo, por lo que se embolsó 20.9 millones de pesos; no obstante, ninguno de sus proyectos reportaba avances de edificación hasta el pasado mes de julio, pese a que sus trabajos supuestamente arrancaron en marzo.

Las otras constructoras elegidas en este año fueron: Coinca SA de CV; Construcciones y Desarrollo de Proyectos ARCIM SA de CV; Constructora y Promotora Arante SA de CV; Edificaciones y Terracerías Conetesa SA de CV; Fergusan SA de CV; Infraestructura Saggezza SA de CV; Vio Ingenieria & Infraestructura SA de CV. Ninguna reportó avances de obras, sin importar que también debieron iniciar en marzo.

El Capcee reconoció que en julio de este año había 2 mil 38 proyectos de reconstrucción de escuelas, acumulados desde 2017 que ocurrió el sismo; no obstante, 103 de las instituciones se mantuvieron sin atender o siguieron con el 0 por ciento de ejecución, mientras que aquellas que contaban con proyectos permanecieron con retrasos de obras.

Federación olvida a Puebla

Puebla no solo se enfrentó a los pendientes del gobierno estatal, sino también la Federación, que tiene un lento avance para reparar los monumentos históricos. El Tercer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador lo confirma, al presumir intervenciones solo en 72 inmuebles entre septiembre y diciembre del 2020, pero de este año, al que corresponde el informe, no informó nada.

La plataforma de Reconstruyendo Esperanza, en la que el Gobierno Federal transparenta los informes de avances de obras y recursos, detalla que este año los mayores retrasos de Puebla están inmuebles culturales, pues sigue en proceso la reconstrucción de 16 espacios.

De acuerdo con diversas solicitudes de acceso a la información pública, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reconoció que en Puebla el sismo del 17 de septiembre del 2019 causó afectaciones en 621 monumentos, de los cuales 221 permanecieron sin atención hasta julio de este año, pues no contaron con un presupuesto.

A esto se suma que la Federación cada año aprueba menos recursos para los proyectos de Puebla: en 2019 autorizó 4 mil 202.7 millones de pesos; para 2020 el monto se desplomó a 667.5 millones, mientras que en este año cuenta con poco más de 564 millones de pesos, según la información publicada en Reconstruyendo Esperanza.