Nuevamente la polémica se hizo presente en la Fórmula 1 con el piloto Sergio Pérez como uno de los protagonistas. El mexicano estuvo a tres vueltas de conseguir el tan necesitado podio en el Gran Premio de Rusia, pero la lluvia complicó todos los planes y convirtió algunas partes de la pista en zonas inmanejables. Cuando parecía que “Checo” podría puntuar dentro de los tres primeros lugares, fue llamado a boxes por parte de su equipo para cambiar neumáticos.

Hoy ya nos quedó claro que en la vuelta 46 del GP ruso comenzó la llovizna, misma que para la vuelta 50 ya había arreciado y que no había manera de conducir con neumáticos slicks. Quizás ahora para los pilotos y sus equipos ya es más fácil sacar conclusiones y pensar decisiones que se quedarán en el ‘hubiera’, pero arriesgarse en ese momento no era tarea sencilla.

Para la vuelta 49, Lewis HamiltonMax VerstappenValtteri Bottas y otros entraron a pits para cambiar a llantas intermedias, pero quien lideró esa apuesta fue el inglés debido a que los demás entraron medio minuto después. Ante la situación había poco que perder y mucho que ganar, pues el neerlandés estaba sexto y el finlandés fuera de los puntos.

Lando Norris (quien se mantenía como de líder), Sergio Pérez (tercero) y Fernando Alonso (cuarto) confiaron en que la lluvia no apretaría más a ver la pista seca, por lo que se quedaron una fatídica vuelta más dentro de la pista. Sí, esta decisión les arruinó el domingo.

Pero volviendo al tema que nos compete, ¿de quién fue la culpa? Para el caso del mexicano hay muchos elementos de por medio: ¿”Checo” tuvo la culpa o fue el equipo al llamarlo a pits?

La respuesta no es sencilla y no hay un solo responsable; en realidad nadie la tuvo, pero todos estuvieron involucrados.

Primero que nada, y de acuerdo con el analista de F1 perteneciente a ESPN, definamos que no hay culpas, sino que hay responsables y en un equipo esta cualidad siempre es compartida. Cuando se gana o se pierde siempre es en equipo, aunque algunos pilotos a veces lo olvidan.

Cuando “Checo” Pérez salió de pits se encontraba en la quinta posición debido a una parada muy lenta (de ocho segundos) que le restó tiempo mientras cambiaba el neumático trasero derecho. El mexicano pudo recuperarse de ese problema, pues en pista pasó a Daniel Ricciardo y Fernando Alonso, pero justo cuando dejó atrás al español aparecieron los paraguas en algunas tribunas con las primeras gotas de lluvia.

Aquí cabe recordar que se trataba de una pista muy larga y llovía solo en algunas partes (no demasiado fuerte) y en otros sectores no pasaba nada, estaba seco, por lo que quienes apostaron por slicks confiaron que eso seguiría así.

La escudería Red Bull comentó en su boletín post-carrera que la opción de entrar o no entrar por neumáticos intermedios fue de los pilotos, tal como lo dijo Christian Horner de manera textual. El simple hecho de dejar que la decisión la tome el piloto, ya es optar por algo.

El debate que se podría generar es si Sergio debía contar con más información por parte de su equipo para tomar en cuenta más posibilidades a la hora de decidir si entrar o no a boxes, es decir, si tendría que haber sido una orden directa entrar, pues el radar del clima estaba en el pit, no lo llevaba “Checo” consigo.

Es precisamente por esta razón que no podemos hablar de culpables, aunque sí de muchos responsables en el equipo del auto 11 de Red Bull, los ingenieros y el piloto. Pero no se trataba de una decisión sencilla, era una apuesta grande que en esta ocasión no les funcionó.

Foto: Twitter