La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Puebla cerró una semana de escándalos luego de que sus policías protagonizaron cuatro choques de patrullas, con saldo de un muerto y dos heridos, además de fueron acusados de asaltar a una pareja de jóvenes.

El domingo un joven acusó un asalto presuntamente cometido por elementos de la Policía Estatal, pero a la fecha el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta ni la SSP se han pronunciado al respecto, pese a que la Comisión de Derechos Humanos (CDH) del estado anunció una investigación.

A través de redes sociales Iván N. denunció que al ir caminando con su novia sobre la calle 14 Sur y avenida San Francisco, en San Baltazar Campeche, fueron interceptados por oficiales, entre ellos una mujer, que circulaban a bordo de una patrulla de la SSP.

Tras una revisión y cuestionamientos sobre si iban en estado de ebriedad, los policías presuntamente los despojaron de sus carteras, celulares y dinero en efectivo y luego los uniformados escaparon del lugar.

Cuatro choques al hilo

La mala racha de la Policía Estatal siguió el miércoles por la tarde, cuando la patrulla número 1684 colisionó con una vagoneta particular, en la rotonda de la China Poblana, en la ciudad de Puebla.

De acuerdo con los testigos, la patrulla no respetó la luz roja del semáforo y embistió a la camioneta particular, provocando que las dos personas que viajaban en la unidad particular resultaran heridas.

El jueves al mediodía otra patrulla embistió a un vehículo particular en la esquina del Bulevar 5 de Mayo y la avenida Juan de Palafox y Mendoza, luego de que presuntamente el policía tampoco respetó la luz roja del semáforo.

El mismo día por la noche se registró otro percance vial, cuando un patrullero de la Policía Estatal atropelló a un repartidor de la empresa Domino's Pizzaque iba a bordo de una motocicleta en la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacán.

Derivado de este hecho, el repartidor de apenas 25 años de edad murió en el lugar, mientras que familiares de la víctima tuvieron que cerrar la vialidad luego de que otros policías intentaron encubrir al conductor de la patrulla, aunque finalmente fue detenido.

Por si esto fuera poco, la mañana de este viernes se registró otro choque, ya que una patrulla no respetó la banderola de alto y chocó contra una motocicleta en el crucero de la 47 Poniente y la Privada 7B Sur, en la colonia Prados Agua Azul, donde afortunadamente solo hubo daños materiales.

Se debe precisar que las patrullas chocadas no son propiedad de la SSP, sino que son rentadas por el gobierno del estado.

Por un monto de 1 mil 387 millones de pesos, el gobierno de Barbosa Huerta contrató el arrendamiento de mil patrullas a la empresa del estado de México, Lumo Financiera del Centro S.A. de C.V., para un periodo de 27 meses.