La segunda práctica libre de este viernes rumbo al Gran Premio de Rusia se vio marcada por un insólito accidente protagonizado por Lewis Hamilton y en la calle de boxes del equipo Mercedes. Cuando faltaban 20 minutos en el reloj para que la sesión finalizara, el británico se dispuso a parar su monoplaza y entrar con los ingenieros, sin embargo, entró con demasiada velocidad a su cajón y terminó llevándose por delante a uno de los mecánicos.

Cuando el británico atropelló a su compañero, rápidamente alzó la mano para pedir disculpas. “Hombre… mágico”, dijo el siete veces campeón del mundo en la Fórmula 1, en referencia a que apretó erróneamente el ‘Botón mágico’ que tiene el Mercedes y que ya le trajo problemas en el GP de Azerbaiyán, situación en la que Lewis se quedó sin frenos y perdió la carrera ante Sergio Pérez.

“¿Él está bien?”, preguntó. Sin embargo, rápidamente su ingeniero de pista le confirmó que el mecánico que levanta el monoplaza en la entrada a boxes se encontraba perfectamente y que enseguida se puso de pie por sus propios medios. Este incidente, afortunadamente, solo quedó como una anécdota para Hamilotn y su equipo de trabajo.

 

Mercedes, el favorito

Durante las dos sesiones de práctica que tuvimos este viernes, la escudería alemana fue gran dominadora y apunta a repetir la hazaña en el Gran Premio de Rusia. Valtteri Bottas terminó primero en las dos primeras sesiones, por encima de Hamilton en la grilla de tiempos. Además, el equipo recibió la noticia de que Max Verstappen largará en la última posición por la penalización del cambio de motor.

De acuerdo con algunos medios especializados, Lewis Hamilton está pronto a cambiar la unidad de potencia de su monoplaza y también podría ser penalizado en carrera. Sin embargo, no se espera que lo haga este fin de semana, ya que deberá aprovechar la sanción que recibirá Verstappen. Esta situación le permitiría al británico sacar una gran diferencia en la tabla de posiciones del campeonato de constructores.

Foto: Captura de Pantalla de Twitter