Una mujer de Reino Unido contó cómo logró quedar embarazada y ya dio a luz a su segundo hijo, pero esto gracias a una inseminación artificial que logró con la ayuda de un tutorial de YouTube.

Stephenie Taylor, de 33 años, quería tener otro bebé; pero no deseaba tener otra relación sentimental. Ella es una mujer divorciada.

La opción que tenía era la inseminación artificial, pero los costos son muy elevados. El diario Daily Star informó que ella tendría que pagar hasta mil 600 euros (más de 37 mil pesos mexicanos).

La mujer optó por conseguir un donante de esperma con la ayuda de la aplicación ‘Just a Baby’. La ‘app’ ayuda a las personas con datos de proximidad, edad y género.

Ella seleccionó a un hombre de negocios, de 43 años. “Él era agradable, cálido y amable. Tomamos una taza de té y charlamos”, le dijo la mujer oriunda de Nunthorpe, Reino Unido, al ‘Daily Mirror’.

El hombre se realizó pruebas de ETS, y tres semanas después entregó su esperma sin problema.

Pero como Stephenie no tenía el dinero para pagar el costo de la

Ahora bien, Stephanie, ante la imposibilidad de pagar los gastos necesarios para la inseminación con especialistas, decidió llevar a cabo el procedimiento por su cuenta.

El siguiente paso fue adquirir en eBay un kit de inseminación por el que ella misma se sometería al proceso de fertilización desde su domicilio. La mujer siguió los pasos de un tutorial en YouTube y quedó embarazada.

Des semanas después empezó a sentirse mal y compró una prueba de embarazo, la cual dio positivo.

“Estaba en estado de shock cuando fue positivo, estaba temblando y luego estaba completamente emocionada y supe que iba a tener una niña·, dijo al citado medio.

“Se podría decir que es una verdadera bebé online. Se podría afirmar que si no tuviera acceso a todo eso por internet, ella no estaría aquí. Miré videos de YouTube sobre cómo hacer la inseminación, compré un kit de eBay, encontré un donante en una aplicación, por lo que es un milagro", agregó.

“Es un milagro” expresó la mujer, mientras sostenía a la pequeña Eden en brazos, que este octubre cumplirá un año. “Es realmente un bebé online”, bromeó.