Vecinos de la zona baja del cerro de San Miguel denunciaron el hallazgo de una perrita muerta que se encontraba colgada de uno de los árboles, por lo que pidieron mayor vigilancia a las autoridades en la zona, para atrapar a los responsables de tal actividad.

Aseguraron que se trataba de una perrita en situación de calle, a la que algunos de ellos alimentaban, además la describieron como tranquila y amigable. Al respecto el área de salud comunitaria señaló que le dará seguimiento a este caso para poder encontrar a los responsables.

En tanto los habitantes de la zona, temen que quien lo haya hecho esté a un paso de hacerle daño a un ser humano, por ello solicitan a seguridad pública cámaras de vigilancia y si no es posible eso, que los rondines del área sean mayores.

Cabe recordar que la zona del cerro de San Miguel se caracteriza por contar con grandes huertas y predios baldíos que se llenan de hierba que crece muy alto durante la temporada de lluvias y que convierte a estos lugares en perfectos escondites para los delincuentes.