El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que, contrario a lo que se dio a conocer por distintos medios hace unos días, no se obligará a ninguna aerolínea a operar en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), que actualmente se construye en la base de Santa Lucía.

Durante su conferencia de prensa matutina el mandatario señaló que nadie va a ser obligado a operar en Santa Lucía, destacó que ya existen solicitudes por parte de aerolíneas pues será el aeropuerto más avanzado y moderno de México, así como uno de los mejores del mundo.

En la sección Quién es quién en las mentiras de la semana, se señaló una publicación del periódico El Financiero en donde aseguraba que el Gobierno de México limitaría las operaciones en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para trasladarlas al AIFA.

Al concluir la sección, López Obrador criticó una columna de la analista Denise Dresser que retoma dicha nota y señaló que nadie será censurado, sino que se garantizarán las libertades, pero también ejercerán su derecho de réplica.

“La señora Dresser debería poner el ejemplo, pues el periodismo requiere de ética para dar a conocer a quién se le obligó, a quién se le mandó decir que si no operan en Santa Lucía se van a limitar sus vuelos”, señaló.

Asimismo, explicó que la medida de las limitaciones en vuelos se tomó desde 2014, cuando en el aeropuerto de Toluca comenzaron a disminuir los vuelos, considerándola como hipócrita al señalar que la saturación del AICM fue intencional para poder justificar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) que se comenzó a construir en Texcoco y cuya obra fue cancelada al inicio del presente gobierno.

Con información de Proceso.