El padre izucarense Óscar Raymundo Pinto Vargas perdió la vida al presentar complicaciones que su organismo no resistió, ya que se encontró durante varios días, en un coma persistente.

La información fue confirmada por la Arquidiócesis de Puebla, quien detalló que el padre perdió la vida durante las primeras horas del pasado lunes 13 de septiembre a los 54 años.

De acuerdo con Cinco Radio, el párroco se encontraba en un coma persistente que trajo consigo complicaciones que ya no resistió, sin embargo, no se especificó que fue lo que causo el coma.

Por su parte el Semanario Ángelus mandó sus condolencias a su familia, en especial a su hermana la Rev. Madre Genoveva Juana Pinto Vargas, Superiora General de las Hermanas Jerónimas de Puebla.

Cabe destacar que el padre Óscar nació en Izúcar de Matamoros el 15 de marzo de 1967, recibiendo el sacramento del Orden Sacerdotal el 29 de junio de 1996 por Monseñor Rosendo Huesca Pacheco.

Asimismo, fue Vicario parroquial de El Sagrario Metropolitano; La Divina Providencia Castillotla; Párroco de La Divina Providencia Castillotla; Vicario parroquial de Santa Teresita del Niño Jesús; Administrador parroquial de Ntra. Sra. de Guadalupe Cacaloxuchitl en el municipio de Huaquechula; Confesor del Seminario Menor de Izúcar de Matamoros y Rector del templo del Señor de los Trabajos.

Sus familiares y feligreses resaltaron la labor y entrega a su Iglesia en esta Arquidiócesis en sus 25 años de servicio, por lo que lamentan su pérdida tan repentina e irreparable para los católicos poblanos, sobre todo de las parroquias donde sirvió.

“Fue un padre ejemplar, un ser humano bueno y noble; un amigo el cual podía darte un consejo y al mismo tiempo un jaloncito de oreja, pero siempre para bien y crecimiento nuestro. Siempre se preocupó por el crecimiento de su gente”, escribieron los feligreses en redes sociales.