En las dos semanas de campaña por la rectoría de la BUAP, la candidata Lilia Cedillo Ramírez pudo reunirse de manera virtual con más de 25 mil integrantes de la comunidad universitaria, a quienes agradeció el apoyo recibido.

En el Plan de Trabajo que presentó describió una serie de compromisos establecidos para beneficiar a estudiantes, docentes y al personal administrativo y de servicios de la máxima casa de estudios de Puebla.

Entre las propuestas que más acogió la comunidad, destaca la mejora en los servicios a estudiantes y la revisión de las condiciones del personal docente de hora clase, así como la condonación de pagos a estudiantes que perdieron a sus padres por motivo de la pandemia.

En el rubro de investigación, tanto la asignación de una reserva presupuestal para financiar publicaciones de alto impacto científico, como indexar el bono semestral de permanencia de las y los integrantes del SNI en Unidades de Medida y Actualización (UMA) para retener y consolidar a la planta de investigación, que es una de las más importantes del país, fueron bien recibidas.

Cedillo Ramírez afirmó durante su campaña que tendrá una gestión cercana a la comunidad, donde el uso adecuado de las redes sociales permitirá agilizar tiempos de repuesta.

En sus diferentes participaciones detalló que es preciso reflexionar sobre la orientación de recursos a la superación de las desigualdades, así como coadyuvar a la movilidad social desde las posibilidades y fortalezas que da la educación superior.

Finalmente, Cedillo Ramírez destacó que se necesita ser incluyentes, ofrecer y dar respeto, así como un trato digno y cálido a cada persona que conforman la comunidad universitaria, a quienes invitó a votar este 20 de septiembre por el Plan de Trabajo que ha propuesto y que la podría convertir en la primera mujer en llegar a la rectoría de la universidad pública más importante del sureste mexicano.