Los elementos de la Policía Municipal de San Andrés Cholula que la semana pasada fueron exhibidos en un abuso de autoridad contra un repartidor de comida en Lomas de Angelópolis, están siendo investigados penalmente por la Fiscalía General del Estado (FGE).


Así lo confirmaron fuentes al interior de la dependencia, que  señalaron que ya existe una carpeta de investigación por el abuso policial cometido por los uniformados el pasado 8 de septiembre en la zona de Lomas de Angelópolis.

Las fuentes consultadas explicaron que la investigación se abrió de oficio tras la difusión en redes sociales del video que muestra como los policías someten y golpean al repartidor de comida.

Las autoridades consultadas no informaron si el agraviado presentó su denuncia por la agresión policial, pero de forma extraoficial se sabe que las autoridades de San Andrés Cholula tampoco lo pusieron a disposición de un juez de control y todo quedó en una falta administrativa.

Pérez Popoca justifica a sus policías

A pesar de que el gobernador Miguel Barbosa Huerta condenó los hechos y pidió una investigación a fondo para sancionar a los responsables, el pasado domingo la presidenta municipal de San Andrés Cholula, Karina Pérez Popoca, volvió a justificar a sus policías.

En una entrevista con medios regionales, explicó que el asunto se mediatizó y negó que se hubieran cometido abusos durante el operativo de vialidad que se ordenó contra repartidores de comida rápida en la zona de restaurantes de Lomas de Angelópolis.

La funcionaria morenista incluso revictimizó a los repartidores al insinuar que operan como halcones para bandas de delincuentes que se dedican a cometer asaltos, o para alertar a narcomenudistas.

"Esta situación buscó desestabilizar, es una situación que se da dentro de un contexto que pocos conocen, y se nos juzga de abuso de autoridad, pero lo único que buscamos, es que no se atente contra la tranquilad y armonía social de los habitantes de esta zona", declaró Pérez Popoca.