Activistas y pobladores del municipio de Ixtacamaxtitlán denunciaron ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) a la empresa Minera Gorrión, por realizar tareas de exploración sin contar con la autorización correspondiente.

La empresa canadiense Almaden Minerals y su filial mexicana Minera Gorrión, aseguraron a través de un comunicado de prensa, que los trabajos de barrenación realizados entre las comunidades de Santa María Zotoltepec y Zacatepec en la Sierra Norte de Puebla, forman parte de las actividades que integran la denominada exploración minera y se encuentran regulados por la NOM-120-SEMARNAT-2020.

Los residentes, vecinos, de la mina “Ixtaca”, reportaron avistamientos de trabajadores de la Minera Gorrión realizando tareas de exploración en “Cerro Blanco” ubicado en la comunidad de Santa María Sotoltepec, en donde acusan que la empresa no cuenta ningún permiso para tal exploración.

A su vez, la Unión de Ejidos y Comunidades en Defensa de la Tierra y el Agua Atcolhuac, denunciaron que la Minera no cuenta con la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), ni con el permiso de los pobladores.

Los habitantes de Ixtacamaxtitlán se encuentran preocupados por los daños irreparables al medio ambiente que pudiera ocasionar el “Proyecto Ixtaca”, a pesar de que la empresa ha señalado que la barrenación no emplea ácidos y tampoco implica labores de extracción o producción minera.

La compañía también comunicó estar comprometida con el cuidado del medio ambiente y la creación de oportunidades para las zonas más marginadas del país, a fin de impulsar la minería moderna, siempre cumpliendo con el marco jurídico nacional e internacional en materia de derechos humanos.

Los pobladores piden que PROFEPA atienda prontamente sus denuncias, a fin de que la empresa Minera Gorrión no agrave más el deterioro ambiental sufrido en la zona y que responda por los daños ya causados.