Fabrice Salamanca, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Bonafont, acusó la inacción del gobierno del estado de Puebla, tras los actos vandálicos que un grupo de manifestantes realizó dentro de la planta purificadora que se encuentra en el municipio de Juan C. Bonilla, el pasado domingo 8 de agosto.

Salamanca indicó que lo sucedido el día domingo, pudo haber ocasionado una gran tragedia, toda vez, que dentro de la planta purificadora se encuentran camiones de reparto con tanques llenos de gasolina, así como un depósito con más de 5 mil litros de diésel.

"Lo que sucedió el domingo pudo haber terminado en una gran tragedia, pues los manifestantes intentaron prender fuego al interior de la planta purificadora. Sin saber, que en el lugar hay camiones de reparto con tanques llenos de gasolina y un recipiente con más de 5 mil litros de diésel", dijo.

Además, aseguró que la mayoría de las personas que hicieron dichos actos vandálicos no son originarios del estado de Puebla, pues indicó que son gente de otros estados que solo llegaron para meter desorden a una manifestación que se estaba realizando de manera pacífica.

De igual manera, pidió a las autoridades correspondientes realizar su trabajo y comenzar con las averiguaciones sobre dicho caso, el cual, tachó de vandalismo y despojo de propiedad privada por parte de los manifestantes.

"Lo único que pedimos ahora a las autoridades es que hagan su trabajo, y den inicio a las averiguaciones correspondientes por estos actos de vandalismo y despojo de propiedad privada por parte de los manifestantes. No se puede quedar esta situación sin resolver, pues la gente corre peligro dentro de las instalaciones", finalizó.