Durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que dentro de las medidas del semáforo epidemiológico por covid-19, las clases presenciales serán nombradas como una actividad esencial.

López Obrador mencionó que para lograr abrir las escuelas se requiere la coordinación de los tres niveles de gobierno, pero también de los padres de familia para dar mantenimiento y poner en óptimas condiciones los planteles educativos.

Sin embargo, dejó en claro que el regreso a las aulas será opcional, pero el gobierno federal intentará convencer a los padres que los estudiantes necesitan socializar.

“Es opcional, aunque vamos nosotros a convencer, persuadir, que hace falta y es excepcional, porque el que no quiera llevar a sus hijos a la escuela es libre. Poco a poco se va a ir regularizando, pero tenemos nosotros que iniciar el ciclo escolar”, subrayó.

Respecto a que los jóvenes necesitan socializar, señaló que la convivencia y el aprendizaje se logra en la escuela, no solo con la transmisión de la información, sino de la experiencia de compartir con otros, característica insustituible de la educación presencial.

Nintendo daña a jóvenes

De igual forma, el mandatario reiteró el urgente regreso a clases presenciales al asegurar que no se puede seguir teniendo a los niños encerrados y dependiendo por completo del “Nintendo”, asegurando que los videojuegos son "enajenantes y muy tóxicos” pues los menores están recibiendo un bombardeo de información y de violencia.

“(El regreso a clases) es superescencial, es básico, es fundamental, o sea, la verdad, ya no podemos tener a los niños encerrados, o dependiendo por entero, por completo del Nintendo. Eso de veras es muy tóxico. Yo soy muy respetuoso, de todo, pero es muy enajenante estar recibiendo todo ese bombardeo de información, hay violencia en los juegos, sobre todo están ensimismados y el ser humano no puede vivir así somos eminentemente sociales” expresó.

PRD: Regreso a clases bomba de tiempo

Por su parte, Jesús Zambrano, líder nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), acusó que sería una bomba de tiempo obligar a los alumnos y padres de familia a regresar a clases presenciales durante la tercera ola de covid-19.

Mediante un boletín de prensa, el líder del partido aseguró que llevar a cabo clases presenciales en un punto en el que la pandemia ha alcanzado los niveles de la oleada anterior, y sigue en aumento, pone en riesgo la vida de las y los trabajadores de la educación y estudiantes, así como de sus familias

“Es evidente que el subsecretario (Gatell) no quiere recordar lo que pasó en la alcaldía Tláhuac de la Ciudad de México hace un par de meses, cuando se intentó regresar de manera presencial a las aulas, uno de los alumnos contrajo el virus”, expresó el perredista.

Antorcha toma escuelas contra regreso a clases

Alumnos de la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios Rafael Ramírez (FNERRR), ligados al movimiento antorchista, han clausurado simbólicamente 400 escuelas a nivel nacional y 135 en el estado de Puebla, para exigir se agilice el proceso de vacunación contra el COVID-19.

Los jóvenes de la FENERRR dijeron que no regresarán a clases hasta que se agilice el proceso de vacunación y todos los alumnos sean vacunados, además de exigir que sus escuelas cuenten con condiciones dignas ya que algunas carecen de infraestructura.

Elías González Campos, presidente de la FNERRR en Huauchinango, argumentó que no está en contra del regreso a clases, si no del lento avance de vacunación para un regreso seguro.