El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que, a pesar del repunte en contagios por covid-19, mantendrá su postura sobre el regreso a clases presenciales el 30 de agosto, pues insistió en que son indispensables, sin importar que la mayoría de la población esté en contra de la medida.

"Y yo voy a dar este debate y no me importa que la mayoría esté pensando en no regresar, voy a sostener que es indispensable que se regrese a clases por el bien de los niños, de los adolescentes, de los estudiantes por el bien de los padres de familia, por el bien de todos, por el bien de la educación, del desarrollo del país", dijo.

Durante su conferencia matutina en Palacio Nacional, López Obrador hizo un llamado al sindicato de maestros para que apoyen en el retorno a clases presenciales, tras destacar que, ante la pandemia, México es uno de los países que han mantenido las escuelas cerradas por más tiempo.

"Eso es en todo el mundo, vamos a suponer, aceptando sin conceder es porque no están vacunados los niños, en el mundo no están vacunados los niños y México con Bangladesh es el país que lleva más tiempo con escuelas cerradas.

El Presidente acusó que sus adversarios iniciaron una campaña en contra del regreso a clases presenciales "para llevar la contraria". Sin embargo, reiteró que es necesario que los niños regresen a las escuelas.

“Ya van a empezar a decir que qué barbaridad qué cómo van a regresar si las escuelas están abandonadas. Pues vamos todos a limpiarlas, y que el gobierno estatales y federales destinen recursos, porque se trata de una labor fundamental la educación”.

Al respecto, hizo un llamado a madres y padres de familia, maestros, autoridades municipales, gobiernos estatales para que todos ayuden a limpiar las escuelas y queden en buen estado, pues aseguró “es lo que les corresponde como gobierno federal”.

“Porque hay como una postura a que no haya clases, no sé si consciente o inconscientemente de manera deliberada por intereses o por desconocimiento del daño que se causa al no tener clases presenciales", remarcó.

Finalmente, López Obrador reiteró que en otras partes del mundo los estudiantes ya están en las aulas bajo protocolos estrictos, con los que se busca evitar contagios y que si alguno se enferma "se puede cuidar a los niños en la casa y no pasa nada".