Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio señalaron una indisciplina ocurrida dentro de la Villa Olímpica que ya se encuentra bajo investigación debido a que se trató, supuestamente, de una fiesta al aire libre con alcohol en la que participaron varios deportistas alojados en dicha sede.

La acusación reza que algunos deportistas y otros miembros de varias delegaciones se encontraban bebiendo alcohol en un parque ubicado dentro de la Villa el pasado viernes por la noche, como dijo el director ejecutivo de Tokio 2020Toshiro Muto.

Los 11 mil deportistas olímpicos ya habían sido advertidos por situaciones similares desde antes del inicio de la competición, donde les recalcaron que el consumo de alcohol en grupos incumplía las normas del manual contra propagación del COVID-19, aunque sí podían beber de forma individual en sus habitaciones.

En los casos más graves de incumplimiento de los protocolos, los deportistas pueden incluso ser expulsados de la Villa del país, hasta incluso perder su credencial olímpica.

“Estamos investigando la situación y con base en los resultados tomaremos las acciones adecuadas”, dijo Muto en comentarios traducidos.

Al sitio donde habría ocurrido la mencionada reunión, dentro de la Villa, acudió la policía el pasado viernes, agregó Muto, quien señaló que desconocía su respuesta.

Foto: Twitter / Ilustrativa