Las personas que se encuentran procesadas en un centro penitenciario por delitos no graves y no sentenciados por 10 años, serán liberados, anunció el gobernador Miguel Barbosa Huerta tras avalar la medida anunciada por la Presidencia de México.

El mandatario informó que ha instruido a la licenciada Patricia Olarte Córdoba, Directora General de Defensoría de Oficio del gobierno de Puebla que revise junto con la Dirección de Sanciones de la Secretaría de Gobernación los casos de cada reo.

“Que pidan el acceso a los expedientes en el Poder Judicial y la opinión en la Fiscalía para que en el caso de delitos del fuero común, procesados por delitos no graves, y no sentenciados por 10 años obtengan su libertad”, señaló.

Este jueves, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se elaborará un decreto para liberar a presos mayores de 75 años, detenidos por delitos no graves, que tengan 10 años esperando una sentencia, hayan sido víctimas de tortura, o que tengan alguna enfermedad crónica. El decreto entrará en vigor a más tardar el 15 de septiembre.

Barbosa señaló que esta medida sólo es para detenidos por jueces federales y que estén en reclusorios federales.

Añadió que en “Puebla no hay reclusorios federales, pero sí hay delincuentes federales en reclusorios estatales,(son) alrededor de mil” por lo que será positiva su liberación.

También dijo que en Puebla no debe haber  ningún delincuente o presunto delincuente sujeto a proceso por delito no grave, por lo que revisarán los casos para proceder a su libertad.

Para la liberación de la población mayor de 75 años, explicó que aún no es posible en la entidad porque deben realizarse adecuaciones locales a la Ley Nacional de Ejecución Penal, proceso que ya está en marcha.

Barbosa aclaró que no depende del Ejecutivo sino de la opinión de la Fiscalía General del Estado y del Tribunal del Poder Judicial, por lo que están en espera de sus resoluciones.