La alegría con la que Alejandra Valencia se presentó a cada una de sus competencias traía consigo la esperanza de alcanzar otra medalla para México en estos Juegos Olímpicos de Tokio. La mexicana se mostró imparable en las rondas previas del torneo de tiro con arco individual hasta que se topó con la estadounidense Mackenzie Brown y con algo todavía superior: su propio nerviosismo.

El partido decisivo, los cuartos de final, tuvo que decidirse en la última ronda con una flecha para cada una. Ambas se fueron directo al centro con un 10, pero los jueces tuvieron que dictaminar a una ganadora al determinar qué flecha estaba más cerca del centro, donde –por centímetros– México se quedó fuera en una de las derrotas más dolorosas al tratarse de una competencia por demás prometedora.

Se trataba de la última arquera mexicana vigente en Tokio debido a que sus compañeras cayeron en las rondas previas: Aída Román, la de la experiencia, cayó en la antesala de los octavos de final, mientras que Ana Paula Vázquez cayó en la primera fase. Luis Álvarez se quedó en los 32vos de final, pero Alejandra Valencia hizo de su presentación en Tokio 2020 la gran alegría para México. Junto a Álvarez consiguió la medalla de bronce en el equipo mixto, algo que llegó como un justo premio tras competir en sus terceros Juegos Olímpicos.

La mexicana de 26 años de edad había tenido una gran fase de eliminación. En las primeras dos rondas eliminó a las bielorrusas Kazlouskaya (tres sets, 6-0) y Dziominskaya (cinco sets, 7-5); esta última llevó a Valencia al límite, pero la mesura fue clave en ella. En octavos de final, la ligera lluvia no representó problema alguno para Valencia, pues arrasó contra la francesa Lisa Barbelin en tres sets (6-0) y con todas sus flechas en la zona amarilla de los mejores lanzamientos: el 9 y el 10.

Ya situados en cuartos de final contra Brown, la mexicana tenía casi ganados los dos primeros sets, pero en ambos casos mandó la última flecha lejos del centro. El tercer set de Valencia fue perfecto con tres flechas al 10, pero en el cuarto set todo volvió a ser un empate, aunque la mexicana tenía que ganar el siguiente para sentenciar todo. El viento y las flechas se mostraron caprichosas y nuevamente tuvimos un empate, lo que se reflejó en el marcador con un 5-5, pero en la flecha por desempate la estadounidense fue más precisa.

México ha ganado un total de tres medallas en tiro con arco: la plata de Aída Román, el bronce de Mariana Avitia en Londres 2012 y el bronce de Luis Álvarez y Ale Valencia. De esta manera, Alejandra se despidió de Tokio 2020, pero a diferencia de Río 2016, el país pudo celebrar de nueva cuenta a sus arqueros.

Foto: Twitter