El inicio de la jornada de inmunización contra el Sars-Cov2 en el municipio de Santa María Coronango demostró la falta de organización y agilidad de los que se encargan de la logística, lo anterior de acuerdo con pobladores inconformes.

Luego de que esta semana arrancara la aplicación de las segundas dosis para personas mayores de 40 años y las primeras para los de 30 a 39 de la zona conurbada, surgieron varias quejas de los ciudadanos de Coronango.

Los pobladores se mostraron inconformes con las autoridades correspondientes por la forma en la que se realizó la vacunación, asegurando que no era ágil ni dinámica.

Pese a que en otros municipios los beneficiarios dijeron que hay una buena organización, en esta localidad los habitantes mencionaron que mucha gente iba a apartar lugares, lo que hacía que avanzaran aún más lento las filas y además, en algunos casos iban acompañados por más de una persona, lo que interrumpía la movilidad.

Cuerpos de seguridad del ayuntamiento se hicieron presentes para resolverlo y procurar que la gente llegara más rápido al módulo de vacunación.