Durante 2020, mil 31 personas fueron asesinadas en Puebla, lo que equivale a casi tres homicidios diarios, de acuerdo con el reporte preliminar del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

No obstante, la entidad se ubica como una de las demarcaciones con tasas bajas de homicidios, pues por cada 100 mil habitantes hubo 16 víctimas mientras que en el país el promedio fue de 29.

A lo largo del año pasado, 36 mil 579 individuos fueron asesinados en todo el país, lo que es igual a un promedio de 99 homicidios diarios o casi la totalidad de quienes viven en el municipio de Libres, donde hay 37 mil 257 pobladores.

La entidad con la tasa más alta de asesinatos fue la de Colima -  gobernado por José Ignacio Peralta, del PRI- con 95 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

Chihuahua se ubicó como la segunda entidad del país con la tasa más alta, con 92 homicidios. La demarcación tiene un gobierno encabezado por Javier Corral Jurado, del Partido Acción Nacional.

En tercer lugar está Guanajuato con 87 asesinatos por cada 100 mil habitantes. La entidad tiene como mandatario estatal a Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, también panista.

Puebla se posicionó en el lugar 19. Actualmente la administración estatal es encabezada por Luis Miguel Barbosa Huerta, promovido por Morena .

La entidad con la menor tasa de crímenes fue Yucatán, con tres por cada 100 mil habitantes. El estado es gobernado por el panista  Mauricio Vila Dosal.

Disminuyen asesinatos en Puebla

Los homicidios en Puebla bajaron entre 2019 y 2020, pues pasaron de mil 274 a mil 31. Si bien es un avance, en 2016 la cifra no superaba los 735 según las estadísticas sobre el tema del INEGI.

Desde 2009 y hasta 2020, el año con más homicidios en la entidad poblana fue 2019. En el mismo, el INEGI registró mil 274 crímenes de este tipo.

Ese año se caracterizó por tener diferentes autoridades: una gestión liderada por funcionarios del gabinete de la panista, Martha Erika Alonso Hidalgo, después un gobierno interino liderado por Guillermo Pacheco Pulido y desde agosto de ese año por Barbosa Huerta.

En 2009 el INEGI registró 359 asesinatos,  la cifra más baja del periodo analizado. En ese entonces Puebla tenía como gobernador al priista, Mario Marín Torres, aunque en su momento hubo señalamientos respecto a que no se registraban todos los crímenes.