Documentos obtenidos por Bloomberg News revelan que la refinería Dos Bocas, se está construyendo en una zona que había prometido proteger. Los documentos muestran que entre 2006 y 2007, Petróleos Mexicanos (Pemex) se comprometió a preservar el área que incluía un bosque de manglares a cambio del derecho a perforar cerca.

Durante su evaluación de impacto ambiental del área en 2006 Pemex explicó que el área alberga cuatro tipos de manglares, así como 23 especies de animales protegidos.

La petrolera prometió que todos los manglares estarían en una “zona de uso restringido” donde la empresa no construiría ni realizaría actividades que no fueran el mantenimiento de las instalaciones existentes.

De acuerdo con El Financiero, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) otorgó a Pemex permiso para desarrollar reservas de petróleo y gas durante 20 años con la condición de que no construyera nada nuevo en áreas cercanas que contienen flora y fauna raras.

La Semarnat declaró en 2007 que Pemex no podría desarrollar proyectos y actividades en áreas que contengan manglares y otros tipos de vegetación. Esto al dar su aprobación condicional a la explotación de los embalses.

Las coordenadas de mapas satelitales del área que figuran en los documentos y que fueron verificadas por Planet Labs, un proveedor de servicios de imágenes satelitales con sede en San Francisco, muestran que la refinería se encuentra dentro del área protegida.

Diversos abogados ambientales consultados por Bloomberg News confirmaron que Pemex está obligado a cumplir las condiciones de Semarnat durante la vigencia de 20 años del proyecto.

Así mismo, mencionaron que la obligación de Pemex de conservar el área podría haber sido reemplazada por un acuerdo o directriz posterior, pero actualmente no se conoce ningún cambio de ese tipo.

Hasta el momento ni Pemex ni Semarnat han respondido a varias solicitudes de comentarios sobre el asunto, así mismo, la oficina del presidente declinó hacer comentarios.

En 2019, la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), rama reguladora de la Secretaría de Medio Ambiente, multó a un tercero que había talado ilegalmente manglares en el sitio de Dos Bocas. Las imágenes satelitales muestran que se siguieron talando manglares después de que Pemex comenzó a construir la refinería.

El proyecto ha sufrido múltiples retrasos, al comienzo se dijo que estaría abierto al público en 2022, pero el último plan de Pemex es que comience a operar en su totalidad en 2023.

Economistas pensaron que el precio de 8 mil millones de dólares era demasiado alto, sin embargo, las últimas proyecciones sugieren que el costo será de más de 10 mil millones de dólares.

A principios de julio Pemex desató la ira internacional cuando una fuga de gas provocó un incendio en el mar en el Golfo de México, aunque la compañía dijo que no causó daños ambientales.