Armando Ríos Piter defendió su designación como rector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) y pidió a la comunidad universitaria que el conflicto legal no repercuta en su decisión de reinscibirse.

En entrevista con e-consulta refirió que el 9 de agosto comenzarán las clases en línea debido al repunte de la pandemia, pero a finales de mes se consideraría el retorno presencial.

“La universidad está funcionando de la mejor manera posible (…) que los padres de familia, alumnos y maestros sepan que la universidad sigue funcionando, las becas continuarán, la versión de la universidad no se modifica y se mantienen los reconocimientos internacionales”, comentó.

Confesó que hace unas semanas se estimó que al menos 200 alumnos ya no se reinscribieron, pero precisó que hasta ahora no tiene información oficial.

No obstante, reconoció que “no es una buena noticia” la posible caída de la matrícula, así que se buscará que esto no ocurra.

De momento, aseguró al personal académico, sindicalizado y administrativo que está garantizada la nómina, así que no deben preocuparse por su estabilidad laboral y económica.

Enfatizó además que su principal interés es que los conflictos por el patronato y el litigio por el control de la universidad no afecten la vida cotidiana de la comunidad escolar.

Ríos Piter sostuvo que la operación y las obligaciones financieras de la institución no se ven afectadas por el conflicto jurídico, pese a que las instalaciones están a cargo del denominado nuevo patronato y las cuentas financieras están bajo el control de la familia Jenkins.

Conforme a su calendario, el nuevo rector comentó que el 9 de agosto se retomarán las clases en línea y el 30 de agosto, si lo permite la contingencia sanitaria de Covid-19, se regresaria a actividades presenciales en el modelo híbrido.

“¿Se le ha instruido por mandato judicial a dejar el cargo?”, se le cuestionó.

“No la he recibido, no sé si los abogados del (nuevo) patronato lo han recibido y por lo pronto no la tengo presentada hacía a mí”, respondió.

Ríos Piter llegó con el nuevo patronato que fue nombrado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del gobierno de Puebla, luego que el 29 de julio tomaron con la fuerza pública a la universidad.