El Club Puebla visitó este domingo a los Rayados de Monterrey para iniciar su aventura en el torneo de Apertura 2021 de la Liga MX. En lo que fue la seguidilla de la jornada 1, camoteros y regios empataron a un gol en el Estadio BBVA para sumar su primera unidad y comenzar a ganar posiciones dentro de la tabla general.

Monterrey llegó a este compromiso con diversas ausencias debido a que siete de sus jugadores se encuentran repartidos entre las Selecciones Mexicanas que disputan Copa Oro y Juegos Olímpicos. No obstante, estas faltas no se vieron reflejadas en el accionar del cuadro dirigido por Javier Aguirre al rápidamente tomar el control de la pelota y llegar con jugadas claras de gol al arco defendido por Antony Silva, quien jugó un papel importante en la igualada al atajar al menos tres posibilidades que hubieran puesto al frente a la Pandilla.

Antes de que finalizara el primer tiempo, el silbante decidió sacar la primera tarjeta roja del encuentro para Juan Pablo Segovia. El defensor blanquiazul habría detenido una jugada manifiesta de gol al impedir el paso de un atacante rayado con el brazo, por lo que se ganó el cartón rojo directo y dejó a su equipo con 10 hombres sobre el terreno de juego.

Extrañamente, al inicio de la segunda mitad el equipo poblano se asentó mejor en el campo pese a su desventaja numérica, esto les permitió tener la primera aproximación al arco de Esteban Andrada para iniciar con lo que sería una serie de ataques constantes que le permitieran irse con ventaja. Sin embargo, cuando mejor jugaban los pupilos de Nicolás Larcamón llegó el grito de gol en el ‘coloso de hierro’ ante una peinada en el área que terminó con remate de Maximiliano Meza al minuto 88. Silva dudó en la salida para buscar el balón y el centrocampista argentino no dudó en estirar la pierna para hacerse presente en el marcador.

Puebla mandó al terreno de juego a Daniel Álvarez y Gustavo Ferrareis para tratar de hallar el tanto de la igualada en los últimos minutos de juego. El esfuerzo se vería recompensado al 90’ con el remate de Christian Tabó que inauguró la pizarra camotera. El gol tuvo que revisarse en el VAR por un posible fuera de lugar de Guillermo Martínez al momento de buscar la esférica, pero el silbante terminó por decretar el empate en la Sultana del Norte.

El mismo autor del gol poblano, Tabó, fue expulsado al 90+4 por detener una jugada manifiesta de gol en un contrarremate regio, por lo que se perderá el siguiente compromiso al igual que su compañero Segovia.

Puebla recibirá a Chivas en el Estadio Cuauhtémoc por la jornada 2 en lo que será su debut en casa, donde esperan repetir otro torneo entrañable como el pasado en donde se metieron hasta las semifinales del torneo mexicano.

Foto: Agencia Enfoque