La tradición nació en el convento de las madres clarisas en Atlixco hace 80 años, cuando en honor al Santo de Sor María Elena la madre superiora elaboraba los chiles en nogada con la receta tradicional, fue después de que ganaron el concurso a nivel estatal en 1999 que los bienhechores la impulsaron a elaborarlo para venderlo y obtener un sustento de ahí.

Actualmente, cada año, se preparan para la temporada, ya que los atlixquenses tienen a las madres clarisas como uno de los lugares donde se puede probar tal cual debe ser el chile en nogada.

Para este 2021, ya establecieron que serán los domingos como días de venta, con servicio para llevar y para degustar en el interior del convento.

Iniciarán su temporada el próximo 18 de julio y terminarán el 5 de septiembre. Sor María de Lourdes en entrevista señaló que para ellas es indispensable esta venta, debido a que es su sustento para los siguientes meses, además les sirve para continuar reparando el convento que sufrió daños por el sismo del 19 de septiembre del 2017 con 8 domingos de venta.

“Como ustedes saben nosotros no dependemos económicamente del gobierno ni de la arquidiócesis, por ello buscamos las maneras de obtener un sustento y esta es una buena temporada, el resto del año nos sirve mucho las donaciones que los bienhechores nos hacen”, apuntó.

El costo de este platillo para llevar estará en 230 pesos, únicamente el chile; en tanto que, para degustar en el convento costará 260, se acompaña en este caso de un vaso con agua, sopa, una pieza de pan y el chile.

Finalmente, la religiosa reconoció que desde hace 80 años que habitan ese convento el 2020 por la pandemia fue el más difícil en todos los sentidos, pero específicamente en la venta del tradicional platillo, fue de menor éxito.

Las madres clarisas, tienen una existencia en Atlixco de más de 400 años, actualmente solo se dedican a la vida religiosa 14 mujeres, quienes hacen obra de caridad para sus seguidores, rezando el santo rosario, están forman parte de la orden religiosa de los agustinos.