El empresario Baltazar Higinio Reséndez Cantú, señalado por el gobierno mexicano de servir como prestanombres del gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, fue entregado a la Fiscalía General de la República (FGR) por autoridades de Estados Unidos.

El empresario será presentado ante un juez federal con sede en el municipio de Almoloya de Juárez, en donde se le notificará judicialmente que pesa en su contra una acusación por la comisión de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Reséndez Cantú fue detenido por alguaciles en el estado de Texas el jueves y fue deportado a territorio mexicano y entregado a integrantes del Instituto Nacional de Migración (INM) y representantes de la FGR, en el Puente Internacional MacAllen-Reynosa.

Investigaciones del Ministerio Público Federal refieren que Reséndez Cantú participó en el esquema financiero a través del cual el gobernador de Tamaulipas adquirió y se benefició de la compra de un departamento que se localiza en la zona residencial de Bosques de Santa Fe, en la Ciudad de México, con un valor de 42 millones de pesos.

La acusación forma parte de la carpeta de investigación con la que la FGR solicitó el desafuero de García Cabeza de Vaca, con base en las indagatorias realizadas por Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que señalan que la Inmobiliaria RC Tamaulipas SA de CV y Barca de Reynosa SA de CV, de la cual Reséndez Cantú es propietario, colaboró en el esquema de ocultamiento de recursos para beneficiar al mandatario tamaulipeco.

Está pendiente de cumplimentarse una orden de captura en contra del dueño de la empresa T Seis Doce SA de CV, identificado como Juan Francisco Tamez Arellano, según información del diario La Jornada.