Este martes 23 de junio John McAfee, de 75 años, creador del famoso antivirus informático del mismo nombre, fue encontrado muerto al interior de la celda que ocupaba en una cárcel en Barcelona, España, justo cuando la justicia de ese país aprobó su extradición a Estados Unidos, donde era investigado por evasión de impuestos.

El Departamento de Justicia regional catalán informó que McAfee, quien tenía pendiente que se concretara la extradición a Estados Unidos por presunta evasión de impuestos, se habría suicidado en su celda del módulo 1 del centro penitenciario de Brians 2, en la localidad de Sant Esteve Sesrovires, en la provincia de Barcelona.

La portavoz del sistema penitenciario en Cataluña informó que fue hallado muerto en su celda, aparentemente por suicidio y sin ofrecer más detalles al respecto.

Fuentes penitenciarias informaron que, personal de vigilancia y los servicios médicos de la prisión intervinieron de manera inmediata para practicar maniobras de reanimación, pero finalmente los médicos certificaron su muerte. Una comitiva judicial se desplazó al centro penitenciario para estudiar las causas de la muerte y, según estas fuentes, todo apunta a que se trata de un suicidio.

John McAfee ingresó en la prisión el 4 de octubre del año pasado por orden de la Audiencia Nacional española, que acordó hoy la extradición a Estados Unidos del creador del famoso antivirus informático McAfee por supuesta evasión de impuestos al haber ocultado elevados ingresos entre 2016 y 2018.

McAfee fue arrestado en octubre en el aeropuerto de Barcelona cuando se disponía a coger un vuelo a la ciudad turca de Estambul y desde entonces se hallaba en prisión preventiva. Durante la vista de extradición, el empresario, cuya deuda tributaria Estados Unidos supera los 4 millones de dólares, aseguró haber pagado "millones de dólares en impuestos" y dijo ser víctima de una persecución política por haber denunciado corrupción en la agencia tributaria.

"No existe prueba acreditativa de que tal cosa pudiera estar sucediendo", dijo la Audiencia Nacional, que añadió que la reclamación "tiene amparo en un delito contra la hacienda pública-evasión fiscal" y que concurren los requisitos para acordarla.

Con información de Milenio.