El juez de control Aarón Hernández Chino calificó como legal la detención de las 18 personas acusadas por la fuga de un reo en el Cereso de San Miguel, a los cuales además ya se les imputó el delito de evasión de preso.

Durante una extensa audiencia celebrada este jueves, los 18 imputados junto con 16 abogados, llegaron a la sala de audiencias luego de que ayer sus abogados no pudieron hacerse cargo de la audiencia debido a que el Ministerio Público no les proporción la carpeta de investigación.

En la diligencia el agente del Ministerio Público presentó la narrativa de hora, modo y lugar de la detención de cada uno de los custodios y personal administrativo del Cereso de San Miguel, a fin de buscar que se calificara de legal la aprehensión.

Con base en los datos proporcionados por el Ministerio Público y a pesar de los alegatos de algunos de los abogados, el juez Aarón Hernández Chino calificó de legal la detención de las 18 personas.

Posteriormente, el Ministerio Público procedió a formularles imputación y aunque inicialmente se estableció el delito de encubrimiento y obstaculización de la justicia, el representante social modificó la imputación por el delito de evasión de presos.

Debido a la demora de la audiencia y lo extenso de los pasos procesales siguientes, el juez de control ordenó suspender la audiencia alrededor las 21:00 horas, para reanudarse la mañana del viernes y seguir así con el procedimiento.

Será en la audiencia de mañana cuando los imputados decidan si desean que se lleve a cabo la audiencia de vinculación a proceso o si prefieren acogerse a la duplicidad del término constitucional y que sea en un plazo de 144 horas cuando se analice la vinculación a proceso.

Cabe señalar que aunque entre los imputadas está el director del penal, el subdirector, un coordinador y un jefe de grupo, hay otros 13 imputados que son elementos de la Policía Custodios, además de un sujeto que habría sido quien presuntamente le facilitó la ropa a Felipe Hernández Tlatelpa para fugarse.